Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A EiTB no le cuadran las cuentas

El déficit acumulado hasta el mes de junio alcanza los 6,1 millones. La dirección del ente público espera equilibrar el resultado económico para final de año

Maite Iturbe, directora general de EiTB.
Maite Iturbe, directora general de EiTB. EL PAÍS

A EiTB no le salen los números. Con un presupuesto para 2013 de 121,6 millones la radio televisión pública vasca acumulaba un déficit de 6,1 millones en junio, el último dato disponible. Tampoco las cifras que la dirección esperaba obtener a través de la publicidad y de la venta de productos se están cumpliendo, de los 7,6 millones previstos de ingresos propios hasta mitad de año, sólo se han obtenido 6,1, según datos del ente.

 La dirección, como explica Andoni Aranburu, responsable de estrategia de EiTB, espera cuadrar las cuentas para diciembre. Y no sólo espera alcanzar un déficit cero, sino que el equilibrio presupuestario constituye uno de los objetivos principales del organismo. “Está en el ADN de la gestión de esta casa y no debemos romper ese modelo. Estamos trabajando para ello”, recalca.

EiTB, a diferencia de otros entes de comunicación públicos, tiene unas cuentas saneadas. No acumula gastos de ejercicios anteriores, entre otras razones, por la ley de equilibrio presupuestario, que no le permite endeudarse. Lo cual no quiere decir que en sus más de 20 años de historia al final de cada ejercicio las cuentas de EiTB hayan quedado a cero. La radio televisión pública vasca puede gastar más de lo presupuestado, pero siempre con la autorización del Gobierno vasco y dentro, se supone, de unos límites razonables.

El ejercicio 2012, el último con los socialistas al frente el resultado de EiTB, se saldó con una deuda de 180.000 euros, en 2011, de 382.000, y en 2010, de 1,3 millones. Cifras medianamente sostenibles, según voces relacionadas con el sector, pero el problema al que se enfrenta el ente este 2013 puede ser mayor si la tendencia se mantiene y los recortes y contención del gasto diseñado por la directora del organismo, Maite Iturbe, no surten efecto a lo largo de la segunda mitad del año.

"No ha habido presupuesto para iniciar antes las apuestas de ETB-1"

Uno de los peores escenarios que se pueden dibujar es un resultado negativo total de entre 15 y 16 millones, si la cifra de 6,1 millones de déficit acumulado en junio sigue creciendo a ese ritmo más el desfase de los ingresos propios.

Aranburu puntualiza que el presupuesto de EiTB de este 2013 “se conoció en el mes de marzo” y la reducción de las cuentas en 20 millones (el presupuesto de 2012 fue de casi 140 millones frente a los 121, 7 de este año), se ha diseñado a efectos prácticos para el periodo comprendido entre mayo y diciembre. “Los primeros meses de 2013 vienen con el estándar presupuestario del año anterior”, aclara.

Pero a ello se suma que las previsiones de ingresos propios están lejos de cumplirse, especialmente en la televisión y en la división de Internet. Se supone, según los cálculos que el equipo de dirección elaboró, que EiTB podría obtener este año un total de 16,4 millones a través de la publicidad y de la venta de productos. Pero las cifras reales echan por tierra las previsiones, según los datos disponibles hasta junio. El desfase en televisión ronda los 800.000 euros, en radio, los 200.000 —si bien las emisoras consiguieron en enero y febrero ingresar más de lo previsto—, mientras que en Internet el dato negativo es de 600.000 euros.

Alcanzar el equilibrio presupuestario depende de la acción de Iturbe al frente de EiTB. De los ajustes que ha emprendido, y que como detalla el director de Estrategia, se han aplicado “en todos los capítulos”. Aranburu resalta el recorte en la adquisición de programas, con un gasto entorno a los 40 millones, gracias, entre otras cosas, a la revisión polémica, en algunos casos, de los contratos con las productoras, y al diseño de una programación “más barata”, según fuentes sindicales.

Las cifras reales sobre publicidad echan por tierra las previsiones

“Las nuevas apuestas para ETB 1, por ejemplo, se podrían haber iniciado antes, pero no ha habido presupuesto”, continúa Aranburu, que añade, además, la racionalización de los “gastos de funcionamiento de la casa, un ajuste importante en las inversiones, y una contención de gasto importante en personas”. Un último aspecto en el que entra la también polémica decisión de la dirección de no renovar algunos contratos eventuales.