Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granada plantea el embargo de bienes de la Junta por las deudas

El Ayuntamiento cifra en15 millones la cantidad que reclama a la Administración autonómica

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el martes Ampliar foto
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el martes EFE

El Ayuntamiento de Granada está decidido a embargar a la Junta de Andalucía si no paga sus deudas con el municipio, cuyo concejal de Economía, Francisco Ledesma, cuantificó ayer en unos 15 millones de euros, entre tributos pendientes (principalmente, IBI), subvenciones comprometidas y otros muy diversos conceptos. “Estamos estudiando qué bienes patrimoniales de la Junta en Granada se pueden embargar", avisó el edil.

Ledesma lanzó la amenaza del embargo tras lamentar los infructuosos intentos del consistorio por conseguir el cobro de las deudas. Recordó que en el verano de 2012 se reunió con el delegado provincial de Economía y Hacienda, José Antonio Aparicio, al que entregó un dossier informal con unas 3.000 referencias de débitos pendientes de la Junta que sirviera de base para pactar un calendario de pagos. Pero, según el concejal, Aparicio "descalificó" el dossier, al que calificó de "panfleto" y le dio registro oficial. El Ayuntamiento interpuso un recurso contencioso-administrativo del que ahora ha salido una sentencia, dada a conocer ayer por Ledesma, que estima el recurso municipal, y según la cual "la Junta actuó con deslealtad institucional" al dar registro oficial a ese documento y "romper el principio de confianza legítima" entre ambas instituciones, con lo que los jueces dejan sin efecto ese registro, al considerarlo un "abuso de derecho", ya que el consistorio no había iniciado aún ningún procedimiento de reclamación de deuda y se trataba de conversaciones informales.

El Ayuntamiento granadino, espoleado por ese respaldo judicial, ha empezado a reclamar las deudas de la Junta a través de la vía ejecutiva, a la que seguirá el embargo. Según sus cifras, la Junta le debe 5,8 millones de euros en tributos, a los que sumados los intereses, sanciones y recargos, suponen unos 7 millones en deudas tributarias. Además, tiene contabilizados otros 7,9 millones por subvenciones comprometidas en materia de empleo, formación profesional, ayudas familiares y anticipos realizados por el consistorio en diversos proyectos conjuntos de ambas administraciones, entre otros conceptos. El concejal asegura que no puede recurrir a compensaciones de deudas entre instituciones porque el ayuntamiento "no le debe nada a la Junta".