Los trabajadores de Alstom amenazan con hacer huelga a partir de octubre

La plantilla acusa a la multinacional de querer bajar sueldos y amaga con parar indefinidamente La empresa francesa excluyó la planta de Santa Perpètua de la fabricación del metro de Riad Los 69 del contrato, de mil millones de euros, fueron diseñados en las instalaciones de Cataluña

Los trabajadores de la planta de Alstom en Santa Perpètua de Mogoda (Vales Occidental) amenazan con iniciar una huelga indefinida a partir de octubre si la empresa no reconsidera la decisión de excluir la fábrica de la posibilidad de producir el metro de Riad (Arabia Saudí), un súpercontrato que la multinacional ha ganado y que está valorado en mil millones de euros solo en fabricación de 69 trenes. Los empleados (700 personas a las que se podrían sumar otras 900 si fabricaran los trenes) recuerdan que el metro que Alstom llevará a la capital saudí fue diseñado en la planta catalana y niegan, como argumenta la firma, que sea un problema de costes laborales.

"No lo damos por perdido, la de Santa Perpètua es la planta más adecuada, el proyecto está basado en un modelo hecho y diseñado aquí", recuerda el presidente del comité de empresa, Gabriel Moreno (CC OO). Moreno sostiene que Alstom quiere "aprovecharse de la reforma laboral y de la situación sociolaboral en España para aumentar los beneficios" y también subraya que la posibilidad de fabricar el metro de Riad se planteó en el marco de la mesa de negociación del convenio. Ante la amenaza de huelga, fuentes de la empresa responden que "no es lógico amenazar con una huelga en medio de las negociaciones del convenio".

La noticia del contrato de Riad llegó el 30 de julio con la fábrica de Santa Perpètua cerrada y los trabajadores de vacaciones. La fábrica catalana quedaba "excluida", indicaba la nota de prensa oficial. Superada la sorpresa, los sindicatos se afanaron en tachar de "chantaje" la actitud de Alstom, por querer imponer un nuevo convenio que contempla una rebaja salarial de hasta el 40% y un aumento de jornadas anuales a cambio de la adjudicación del pedido.

La reunión mantenida por las partes a finales de agosto no sirvió para acercar posturas. Los empleados han recordado hoy en un comunicado que los trenes desarrollados por la ingeniería de Santa Perpètua se están suministrando a las ciudades de Panamá, Santo Domingo y Lima. Acusan a Alstom de querer "externalizar la producción con mayor valor añadido" y "precarizar el empleo", dejando la planta como "un taller de montaje". De hecho, mantienen que si la fabricación de los trenes no se produce en Santa Perpètua Alstom la realizará en una planta de "bajo coste" de Katowice (Polonia). La planta catalana, por contra, aseguran, "está bien equipada, su calidad de ejecución, ingeniería y gestión de proyecto ofrecen más garantías" además de que podría asumir la producción sin necesidad de nuevas inversiones.

En el comunicado unitario de CC OO y UGT, los sindicatos también instan al Gobierno catalán a "defender los intereses de la industria catalana" por "dignidad nacional"; y al español que se implique también en el conflicto. La Generalitat se reunió con las partes a finales de agosto y, pese a su ofrecimiento de hacer de mediador, las partes no han vuelto a aceptar el ofrecimiento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS