Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP salva de la dimisión al alcalde que justificó los crímenes de Franco

Al pleno asistieron partidarios y detractores del regidor lo que provocó momentos de tensión

Jaleado por decenas de vecinos y con el respaldo de todos los concejales del PP, el alcalde de Baralla (Lugo), Manuel González Capón, tumbó ayer la iniciativa presentada por la oposición que le pedía que dimitiese tras justificar los crímenes del franquismo. El regidor de este Ayuntamiento de 2.800 habitantes, que también preside el PP local y gobierna con mayoría absoluta desde 1987, llevaba semanas recibiendo un rosario de críticas y peticiones de renuncia, después de que el pasado 26 de julio afirmase en un pleno municipal que los condenados a muerte por la dictadura “será porque se lo merecerían”.

Decenas de vecinos de Baralla asistieron al pleno celebrado a las nueve de la mañana de ayer, en su gran mayoría para dar su apoyo al regidor frente a la moción presentada por los concejales socialistas y nacionalistas. Mientras tanto, en el exterior de la casa consistorial más de un centenar de personas, convocadas por PSOE, BNG y Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, prodigaban abucheos contra el alcalde y diputado provincial. Dentro del salón de plenos, un grupo de personas prorrumpió en gritos pidiendo que dimitiera González Capón mientras exhibía fotografías de represaliados por el franquismo. La Guardia Civil las desalojó por orden del alcalde.

El pleno duró una hora y arrancó con la lectura de un comunicado por parte del regidor, en el que pidió nuevamente disculpas por su justificación de los crímenes franquistas. “No me siento orgulloso de lo que dije, que quede claro, pero también estoy agradecido por el apoyo, que me da ganas y fuerza para seguir trabajando”, afirmó el alcalde, que incluso se permitió ironías con la oposición: “La convocatoria le ha salido mal a BNG y PSOE. Han conseguido que vinieran al pleno todos los vecinos que me quieren para apoyarme”. Los socialistas ya habían advertido antes de la sesión de que todos los que apoyasen al regidor “son igualmente franquistas”, ante lo que González Capón replicó: “Ellos [los vecinos] me conocen y saben que este fue un tema salido de madre, sobre unas palabras fuera de contexto, aunque estuvo mal dicho”.

El concejal del BNG Xosé Manuel Becerra apeló al presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, y al líder provincial del partido en Lugo, el también portavoz de los populares en el Senado, José Manuel Barreiro, para que “aclaren si asumen las declaraciones del alcalde”. “Si no las asumen ni avalan, tienen que obligarlo a dimitir. Una persona que apoya el franquismo no puede seguir en el sillón de la alcaldía”, recalcó Becerra. La Diputación de Lugo, gobernada por PSOE y BNG, también llevará a pleno en el mes de septiembre una propuesta para debatir la dimisión de González Capón como diputado provincial.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información