Accidente en la Díada de Sant Magí

Una niña de cinco años, herida tras la caída de un ‘castell’ en Tarragona

La ciudad supende la ‘diada’ de Sant Magí por la falta de ambulancias

La caída de los Xiquets del Serrallo, ayer en Tarragona.
La caída de los Xiquets del Serrallo, ayer en Tarragona.Josep Lluís Sellart

Las cuatro colles de Tarragona —la Jove de Tarragona, los Xiquets de Tarragona, los Castellers de Sant Pere i Sant Pau y los Xiquets del Serrallo— estaban preparadas para una diada castellera de Sant Magí de máximos. Pero una caída de los del Serrallo, que dejó hasta doce heridos, truncó la jornada. Nueve miembros de la colla tuvieron que ser atendidos en un centro sanitario, y una niña de cinco años, según el informe de Cruz Roja, fue trasladada al hospital Joan XXIII de Tarragona al resultar herida grave, aunque está fuera de peligro.

La menor quedó en observación por un golpe en la cabeza. Los otros heridos, todos ellos leves, fueron dados de alta antes de las cinco de la tarde. A las dos ambulancias de la Cruz Roja que contrata el Ayuntamiento para la actuación castellera, se tuvieron que sumar dos más del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que ayudaron a la evacuación de los heridos. Ello supuso que la jornada quedara interrumpida, primero temporalmente, puesto que la normativa prohíbe que se levanten castells en ninguna plaza de Cataluña si no hay servicios sanitarios.

Normalmente los vehículos médicos regresan a la plaza. Pero ayer, transcurrida una hora, las ambulancias no habían vuelto a la plaza de las Cols. Poco después de las tres de la tarde los cuatro caps de colla y un responsable del Ayuntamiento de Tarragona decidieron suspender la actuación y terminarla con los tradicionales pilares de despedida. Una hora más tarde, en un comunicado, el Ayuntamiento acusó al Hospital de Santa Tecla de haberse colapsado y aseguraba que algunos de los heridos trasladados al centro tuvieron que esperar en las ambulancias por la falta de camas en urgencias, lo cual retuvo las ambulancias.

Portavoces del Santa Tecla negaron esa versión y aseguraron que nadie “se tuvo que esperar dentro de las ambulancias, ya que los accidentados fueron atendidos en el momento de llegada”, de modo que los vehículos quedaron “liberados”. El centro sanitario también resaltó que entre la llegada de los diferentes heridos pasaron más de 45 minutos y que, aun así, en una hora se atendieron todos los pacientes provenientes de la plaza de las Cols. Este centro sanitario es uno de los más reconocidos en cuidados de los castellers.

Solo el 3% de los 9.300 'castells' que se levantaron en 2012 sufrió algún accidente, según las 'colles'

Responsables de Santa Tecla agregaron que a los heridos llegados de la diada castellera de Sant Magí se les hicieron todos los procedimentos habituales para diagnosticar el nivel de gravedad de las heridas que presentaban. Con todo, las de ambulancias contratadas por el Ayuntamiento salieron del hospital pero en cambio no volvieron a la plaza de las Cols.

Ante las sucesivas caídas en las fiestas de Gràcia y Tarragona, la Coordinadora de Colles Castelleres recordó que solo el 3% de los más de 9.300 castells levantados en 2012 experimentó algún tipo de accidente. En los años 90, según la entidad, esa proporción era del 7%. La coordinadora, asimismo, resaltó que se han adoptado medidas de seguridad como el casco de los niños —desde que se extendió no ha habido ninguna lesión craneal en menores— o el uso de tierras atenuantes y redes en los ensayos.

Antes de la suspensión la diada, se levantó un castillo de gama extra, un nou de vuit de la Colla Jove de Tarragona. Los lilas salieron reforzados con este castillo y también con su octavo tres de nou amb folre que habían hecho en primera ronda. El final repentino de la fiesta dejó al aire el cinc de nou amb folre y el pilar de set amb folre, que ahora tendrán que esperar a la próxima actuación. Los Xiquets de Tarragona, en primera ronda, descargaron sin problemas el tres de nou amb folre pero tuvieron que desmontar el quatre de nou amb folre en segunda ronda. Todas las colles se anotaron su mejor castillo de la temporada.

El lesionado en Gràcia tiene una afección medular

C. S. B.

El miembro de la colla de Els Castellers de la Vila de Gràcia, que resultó herido el domingo en una presentación en la Fiesta Mayor del barrio, ya está consciente y fuera de peligro. Sin embargo, presenta una lesión medular “cuyas consecuencias están aún por determinar”. Así lo anunció ayer la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya (CCCC) en una nota.

Tras el incidente, ocurrido al desplomarse un cinc de vuit, varios miembros de la colla sufrieron contusiones menores. El participante más afectado, un hombre de 40 años, tuvo que ser reanimado en la misma plaza de la Vila tras sufrir un paro cardiorespiratorio y fue llevado al Hospital Clínic, donde aún permanece ingresado.

En la nota de la CCCC, se recordó el compromiso de las colles con la seguridad. "Dentro del plan de acción de la Coordinadora se está realizando un estudio sobre la viabilidad de una protección de tipo cervical aplicable a la actividad castellera", asegura el texto remitido por la Coordinadora.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50