Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva crisis del PSOE de Alcalá de Guadaíra por la marcha de dos ediles más

Los delegados municipales entregan su acta, por lo que los socialistas mantienen 12 concejales

Susana Díaz y Antonio Gutiérrez Limones en el congreso en el que la consejera fue elegida secretaria provincial del PSOE, en julio de 2012.
Susana Díaz y Antonio Gutiérrez Limones en el congreso en el que la consejera fue elegida secretaria provincial del PSOE, en julio de 2012.

La dimisión de dos nuevos ediles ahondó este viernes la crisis que atraviesa el PSOE de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), el segundo municipio andaluz más poblado (70.000 habitantes) que gobiernan los socialistas. Las renuncias de los ediles de Turismo, José Manuel Rodríguez, y Educación, Ana Belén González, se suman a la que presentó en junio la concejal Laura Ballesteros. La edil abandonó el grupo socialista pero se mantuvo en el Ayuntamiento como no adscrita, lo que supuso para el alcalde Antonio Gutiérrez Limones perder la mayoría absoluta.

Los dos ediles que han dimitido ahora sí que han entregado sus actas, por lo que el PSOE seguirá manteniendo 12 concejales, frente a los 13 que suman la oposición (nueve del PP, dos del PA, uno de IU y la edil no adscrita).

Uno de los ediles que ha dimitido, José Manuel Rodríguez, fue expedientado en mayo junto a Ballesteros por faltar a un pleno, lo que obligó a Gutiérrez Limones a hacer uso de su voto de calidad para sacar adelante algunos puntos.

Ballesteros amagó ese mismo día con dejar el grupo socialista y presentó su renuncia al PSOE, pero se echó atrás después de una negociación en la que intervino la dirección provincial. Un mes más tarde, la edil anunció que dejaba definitivamente el grupo porque el gobierno municipal no había hecho los cambios que le prometió

A los tres ediles que han abandonado a Gutiérrez Limones se les vincula con una creciente oposición interna al alcalde de Alcalá, que en el último congreso provincial del PSOE le disputó la candidatura a la secretaría general a la próxima presidenta de la Junta, Susana Díaz. En los días previos a aquel congreso, algunos de los delegados de la agrupación socialista de Alcalá que debían votar optaron por no apoyar a su alcalde.

La corriente crítica ha ido extendiéndose en los últimos meses y fuentes del partido admiten movimientos internos para intentar relevar como candidato en las próximas elecciones municipales a Gutiérrez Limones, que ocupa la alcaldía desde 1995.

Los concejales que han renunciado aseguraron que seguirán vinculados “al proyecto de ciudad del actual gobierno municipal” desde otros ámbitos y, en declaraciones a Europa Press, alegaron motivos profesionales para justificar su marcha.