Castedo aprueba la subida de 13 tasas municipales, entre ellas el IBI

La oposición critica el afán recaudatorio en tiempo de crisis del PP en el Ayuntamiento de Alicante

El pleno del Ayuntamiento de Alicante, presidido por Sonia Castedo, ha aprobado con el voto mayoritario de los concejales del PP, y con el apoyo de UPyD en algunos de ellos, el incremento de un total de 13 tasas e impuestos municipales, entre los que se encuentran el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), el servicio público de cementerio, la tasa por recogida de residuos sólidos urbanos para 2014, o el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, también para el próximo año.

Estos aumentos, cifrados en una media del tres por ciento por el concejal de Hacienda de la ciudad, Juan Seva, han sido acordados durante la sesión ordinaria del pleno de julio celebrado este miércoles en el consistorio alicantino. Asimismo, el edil ha explicado que las medidas corresponden a la aplicación "obligatoria" del plan de ajuste.

Así, se ha validado en su fase inicial la modificación de las ordenanzas fiscales reguladoras del IBI; del impuesto sobre incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana; de la tasa por prestación del servicio público de cementerio; por ocupación temporal de terrenos de uso público para el ejercicio de actividades comerciales, industriales y de espectáculos; por recogida de residuos sólidos urbanos para 2014; del impuesto municipal sobre vehículos de tracción mecánica, o por ocupación del dominio público local por actuaciones urbanísticas sujetas a licencia, autorización, comunicación o declaración responsable, entre otras.

Igualmente, se ha tomado esta medida sobre el precio público por la asistencia a las actividades incluidas en el programa Alicante Cultura; del servicio de escuelas deportivas municipales, así como por el uso de instalaciones deportivas municipales.

Debate en el pleno

Durante el debate conjunto de todos los puntos, el portavoz del grupo socialista, Miguel Ull, ha calificado estos aumentos de "voracidad recaudatoria en tiempos de crisis económica" por parte del equipo de Gobierno, y ha subrayado la necesidad de "replantear" estas subidas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el mismo sentido, el concejal de UPyD, Fernando Llopis, ha considerado que el actual es un "momento para pensar en los ciudadanos y de gestionar mejor". "Se piensa poco en la ciudadanía, no se ven visos de salir de esta mala gestión", ha recalcado.

Por su parte, Seva ha explicado que estos incrementos, que ha definido como "actualizaciones del tres por ciento", son consecuencia de la aplicación del plan de ajuste para el pago a proveedores, del cual ha apuntado que el Ayuntamiento "está obligado a aplicar".

"No hay otra causa ni descontrol económico", ha asegurado, al tiempo que ha afirmado que los aumentos en la capital alicantina "son mucho menores" que los realizados en ciudades "similares" a Alicante. Igualmente, ha incidido en que la oposición emplea "discursos demagógicos" y ha enfatizado que "los proveedores tienen que cobrar por los servicios prestados que todavía no han sido abonados".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS