Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide a Rajoy abrir la negociación para celebrar una “consulta pactada”

El Gobierno desdeña los consejos del grupo del Consejo de Transición

Artur Mas recibe el informe de el Carec.
Artur Mas recibe el informe de el Carec.

Apenas era un trámite, pero el presidente de la Generalitat quiso darle cumplimiento antes de finalizar el curso político. Artur Mas remitió ayer la carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, solicitándole abrir una “negociación” para celebrar “una consulta pactada”. La misiva, producto del acuerdo con Esquerra Republicana para solicitar este semestre la celebración del referéndum, forma parte de la estrategia para recoger negativas del Gobierno central a cualquier negociación política sobre el proceso soberanista.

En la misiva, de dos páginas Mas pide a Rajoy celebrar la consulta por las vías “legales” y le recuerda el “amplio” apoyo social y parlamentario en Cataluña para celebrar una consulta de autodeterminación. Asegura que esta vía es la única para salvar la situación de “bloqueo” político en la que quedó Cataluña tras ver recortado su Estatuto de autonomía. Según Mas, “es deber de los responsables públicos y gubernamentales forjar la voluntad política que permita dar respuesta a la legítima, pacífica, democrática y mayoritaria aspiración de la sociedad catalana”.

Mas dice ser consciente de la posición “contraria” de Rajoy a celebrar la consulta. Sin embargo, pide que esta demanda pueda canalizarse con la misma normalidad con la que lo han hecho “otros países de la Unión Europea”, en referencia al Reino Unido. “España no debería ser la excepción en el sentido contrario”, aseguró.

La Generalitat pedirá por carta a Rajoy la celebración de un referéndum

La carta de Mas a Rajoy coincidió con un nuevo portazo del Gobierno al plan soberanista catalán. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría desdeñó ayer sin rodeos las recomendaciones del grupo de asesores de Artur Mas, el llamado Consejo de Transición Nacional, que consideran viable y legal la celebración de la consulta de autodeterminación. La vicepresidenta advirtió que el Consejo no forma parte de las instituciones del sistema constitucional encargadas de decir lo que es y no es constitucional. Y dejó caer que el Gobierno tiene una idea ya muy clara de cómo acabará el proceso soberanista: “A quien corresponde dictaminar es a otro —en referencia al Tribunal Constitucional— y por cierto, tienen ya una doctrina muy consolidada”.

Sáenz de Santamaría respondió así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, a la pregunta sobre la consideración de este órgano de que hay vías legales para convocar en Cataluña la consulta sobre el derecho a decidir. Para la vicepresidenta, “está muy claro” en el sistema constitucional de España “quien dictamina la constitucionalidad de las leyes y procedimientos” y también marca unos mecanismos “muy claros para determinados tipos de decisiones o de reformas”.