Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
gobierno vasco

El programa de mediación de alquiler del Gobierno logra diez contratos en un año

El anterior Gobierno calculó que movilizaría 3.000 pisos, no los 105 finales

Euskadi necesita potenciar el alquiler de viviendas frente a la compra de pisos. La idea forma parte del discurso de la práctica totalidad de los políticos y gestores, pero, en la práctica, muestra dificultades en su plasmación a través de iniciativas concretas. Es el caso del programa de intermediación en el mercado de alquiler de vivienda libre (ASAP por sus siglas en euskera), que aporta la garantía de cubrir los desperfectos del inmueble al arrendador y un precio asequible al arrendatario. De los 105 pisos que han entrado en el programa para su alquiler con datos a junio de 2013 aportados por el consejero de Vivienda, Juan María Aburto, a través de una respuesta parlamentaria al socialista Bixen Itxaso, solo se han formalizado contratos en diez de ellos, lo que supone un 9,52% del total.

La normativa recoge que la iniciativa se prolongará hasta el año 2018

El programa fue lanzado por el Gobierno anterior en marzo de 2012 y seguirá vigente, según la normativa aprobada, hasta 2018. Sus resultados están muy alejados del objetivo fijado por el entonces consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, de movilizar entre 2012 y 2013 alrededor de 3.000 pisos. El porcentaje logrado en junio de este año, 14 meses después de su lanzamiento, supone sin embargo el resultado más elevado desde que se puso en marcha la iniciativa, ya que en diciembre del año pasado solo estaban ocupados el 5,2% de los 19 pisos que entraron en ella y en marzo de este año el porcentaje era del 7% de las 54 viviendas.

Al detalle, hay datos sorprendentes, como la cifra de pisos de alquiler dispuestos a través del programa para recibir nuevos inquilinos en Álava. A junio de 2013, 18 viviendas han entrado en el programa y ninguna de ellas ha sido ocupada. En Bizkaia, el programa no ha tenido resultados hasta los últimos meses analizados por el departamento, periodo en el que se han formalizado cinco contratos de las 53 viviendas. Porcentualmente, Gipuzkoa es la provincia que mejores datos obtiene: en junio de 2013, de los 34 pisos dispuestos para el alquiler, cinco lograron el objetivo, lo que supone un 14,71%