Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene al cura que dirigía un colegio de Cádiz por abusar de menores

El docente, que es sacerdote, también está acusado de realizar tocamientos no consentidos

Fachada del colegio salesiano San Ignacio en Cádiz. Ampliar foto
Fachada del colegio salesiano San Ignacio en Cádiz.

La alerta saltó cuando un niño reconoció a sus padres que el director del colegio de Cádiz donde estudiaba le había pegado y mantenía conversaciones con él por el teléfono móvil. Los progenitores primero le pidieron explicaciones y, según su versión, al reconocer los hechos, acudieron a la policía. Esa denuncia abrió una investigación que corroboraron testimonios de otros compañeros muy similares. Los agentes reunieron las que consideran pruebas suficientes para arrestarle. El detenido tiene 40 años, es cura de la orden salesiana y es responsable del centro desde hace dos años. La policía cuenta ya con 14 denuncias contra él.

La primera denuncia se interpuso el 11 de julio. Según estos padres, el sacerdote que dirigía el colegio gaditano desde hace dos cursos había pegado a su hijo en su despacho. Además mantenía conversaciones con un sistema de mensajería instantánea, donde reconocía esos golpes. Los progenitores contaron a la policía que el director solía llamar a su oficina a muchos estudiantes, con lo que evitaban las clases que menos les gustaban. Pero, a cambio, les golpeaba. Los agentes de la brigada de atención a la familia recabaron testimonios de otros compañeros de clase junto a sus padres. Repitieron relatos. Añadieron que el cura solía llamar a los muchachos, incluso los fines de semana. De esta manera, la Policía reunió una docena de denuncias, todas ellas de varones de entre 12 y 14 años.

Con estas declaraciones y los mensajes de móvil, la policía detuvo al director en las inmediaciones de su domicilio a las tres de la tarde del pasado lunes. Desde entonces permanece en los calabozos. Este miércoles han pasado por comisaría varios los estudiantes, con sus padres, que todavía no habían prestado declaración en sede policial. Estos nuevos testimonios han elevado la cifra de denuncias hasta 14. Entre los testigos, tres profesores y el jefe de estudios. No será hasta este jueves cuando el arrestado pase a disposición judicial. La policía cree que es autor de un delito contra la integridad moral y la indemnidad sexual de menores. Es decir, que en ningún caso habrían sido abusos con violencia o intimidación, más bien tocamientos por sorpresa en zonas íntimas de los menores. Será el juez el que se resuelva si deberá o no ingresar en prisión.

Según la información que el propio director suministró cuando accedió al cargo en 2011, fue estudiante del mismo centro gaditano donde recibió formación profesional en electrónica. Posteriormente estudió Filosofía y Teología hasta que en 2001 fue ordenado sacerdote. Fue director del colegio salesiano en Badajoz hasta su traslado hace dos años a Cádiz. La vicaría provincial de la comunidad salesiana mostró su “consternación” y “sorpresa” por este arresto. Aclaró que no se tomará medida contra él hasta que se demuestren los hechos investigados porque debe prevalecer la presunción de inocencia. La orden a la que pertenece ha recordado que el cura no tuvo ningún problema en su anterior destino en Badajoz. Lo define como una “persona muy querida”.

El colegio está actualmente bajo régimen concertado. El delegado de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, ha asegurado que a la Consejería de Educación no le constan denuncias de abusos en este centro. Al ser concertado, debe ser el titular del colegio el que tome las medidas disciplinarias contra su personal. “La Junta estará muy encima del centro para que ver qué decisiones se toman”, anunció.