Mas considera un “engaño” la propuesta federal del PSOE

Los partidos defensores de la consulta rechazan el plan

La propuesta de reforma federal que cerró este sábado el PSOE, destinada a contrarrestar el proceso soberanista catalán, nació con duras críticas de los partidos que defienden la consulta de autodeterminación. El presidente catalán, Artur Mas, recomendó a los catalanes que no se dejen “engañar” por propuestas que en su opinión buscan reproducir herramientas del pasado que no han funcionado.

Los nacionalistas catalanes entienden que el plan del PSOE significa volver a poner encima de la mesa aspectos del Estatuto catalán que tumbó el Tribunal Constitucional, por lo que consideran inútil volver a intentarlo. Mas se refirió a ello desde Brasil, donde inició un viaje oficial de seis días con empresarios exportadores catalanes. Dijo “agradecer el esfuerzo del PSC para convencer al PSOE” pero aseguró que el proyecto federal “tiene más dificultades incluso que exportar a Brasil”. En este sentido insistió en que los catalanes deben evitar que se les “engañe” con proyectos políticos del pasado. Artur Mas ya dio por muerto el Estatuto catalán justo después de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010. Desde entonces apenas ha hecho nada para desarrollar los aspectos que siguen en pie.

También se mostró poco confiado en que los socialistas catalanes logren que el PSOE abrace la idea de celebrar una consulta de autodeterminación. Con todo, el presidente catalán dice seguir persiguiendo la idea de que el referéndum que promueve pueda hacerse de forma pactada con el Gobierno central.

El partido de Artur Mas, Convergència i Unió, llegó más lejos en sus críticas. Su portavoz Jordi Turull consideró que del pacto entre PSOE y PSC nacería una Constitución “peor” que la de 1978. Su conclusión la argumentó asegurando que, si bien la actual Ley Fundamental permite vías legales para celebrar la consulta soberanista, la propuesta de los socialistas cierra la puerta a una votación con amparo legal. Turull aprovechó para criticar con dureza al líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro: consideró que no representa la voluntad general del socialismo catalán.

Esquerra Republicana evitó referirse explícitamente a la reforma federal, ya que sus dirigentes quieren centrar la atención en la conferencia nacional que está celebrando la formación este fin de semana. Ello no impidió que los cuadros del partido menospreciaran la reforma en las redes sociales y que la secretaria general de ERC, Marta Rovira, dejara claro en su discurso que dentro de España Cataluña no tiene nada que hacer: “Cada vez hay más gente convencida de que no podemos formar parte de un Estado que nos maltrata sistemáticamente. Estamos delante de un estado que interpone otros intereses por encima de ayudar a sus ciudadanos” juzgó la republicana. Rovira llamó a los militantes a convencer los que, como el PSC, “aún no quieren marcharse de España”.

Iniciativa, que como el PSC se proclama federalista, considera que los socialistas se han apartado de esta opción. Su líder, Joan Herrera, quiso dejar claro que lo que proponen los socialistas no es un modelo federal. “Hasta los federalistas saben que la propuesta de PSOE y PSC no es federalismo”, dijo un Herrera que se confesó decepcionado porque esperaba más del Consejo Territorial del PSOE. El ecosocialista puso a Iniciativa e Izquierda Unida como ejemplo: “Fuimos a Madrid a negociar con IU para que aceptasen el derecho a decidir de los catalanes”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS