Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas dice que el proceso soberanista “no preocupa” a los inversores

“Si el Estado hace una propuesta atractiva a lo mejor la mayoría del pueblo se acoge", afirma Mas

El movimiento de dinero es poco amigo de la inestabilidad política, pero el presidente catalán, Artur Mas, considera que este principio no se cumple en Cataluña. En una entrevista en Radio Nacional de España, Mas ha concluido que los inversores no están preocupados por el proceso soberanista catalán, y ha considerado que una posible secesión de la comunidad tampoco afectará a la llegada de proyectos a la comunidad: “En pleno debate sobre la soberanía, Cataluña fue el año pasado, de todos los territorios de la Europa continental, el que recibió más inversión financiera. A los inversores no les preocupa que Cataluña tenga un Estado propio, les preocupa que Europa funcione”, ha dicho Mas.

El presidente catalán considera que, en caso de secesión, Cataluña sería perfectamente viable y podría pagar sus pensiones. También cree que España, pese a perder uno de sus territorios siguiendo esta hipótesis, mantendría su capacidad económica. “Cataluña sería perfectamente viable, y España creo que también. Pero tampoco creo que sería sin Cataluña, porque estaríamos todos juntos en Europa”, ha aseverado Mas, que en toda la entrevista ha insistido en la inclusión de la comunidad en Europa. El presidente no solo ha querido garantizar la viabilidad económica en caso de secesión, sino que ha asegurado que la comunidad tendría más recursos si fuera independiente y el Gobierno catalán bajaría impuestos. “Si recuperamos una parte del déficit fiscal, una parte iría a bajar la presión fiscal, reduciríamos la deuda y mantendríamos mejor el Estado del Bienestar”.

Pero con el proceso soberanista en marcha y la consulta prevista para 2014, Mas no se ha atrevido a pronosticar si la comunidad será independiente en los próximos años. Lo que sí ha querido garantizar es que se celebrará la consulta, aunque la votación no cuente con el visto bueno del Gobierno de Mariano Rajoy. “Hablamos sobre ello en el mes de marzo: él no estaba dispuesto a dar ni un solo paso para que se celebrara la consulta y yo le dije que había una mayoría clara en Cataluña. Constatamos el antagonismo pero quedamos en que seguiríamos hablando”. Mas pedirá por carta a Rajoy permiso para celebrar la consulta, una misiva en la que incluirá las vías legales para autorizar un referéndum dentro del marco de la Constitución.

El presidente catalán ha retado a Rajoy, una vez más, a que presente una alternativa viable al proyecto independentista que contente a los catalanes. “Si el conjunto de Estado hace una propuesta atractiva a lo mejor la mayoría del pueblo se acoge a esta propuesta”, ha vaticinado Mas. El líder de CiU ha prometido que cualquier propuesta del Estado sería valorada en una consulta ciudadana, igual que el proyecto soberanista. Mas ha lamentado el inmovilismo del Gobierno frente al proceso independentista: “En Cataluña sabemos lo que queremos. Pero en España constatamos que cualquier cosa que ponemos encima de la mesa acaba siendo que no. No hay propuesta para Cataluña, nada se mueve. Y Cataluña sí que se mueve”, ha concluido.