Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las matrículas universitarias se mantiene, pero suben los másteres

Esquerra consigue presionar a la Generalitat para no encarecer las tasas el próximo curso

Las matrículas universitarias no se encarecerán el próximo curso. Al menos, en lo que se refiere a la primera matrícula de los grados. El Consejo Interuniversitario de Cataluña (CIC) —donde están representadas las universidades públicas y privadas— aprobó ayer los nuevos precios universitarios, que serán ratificados por el Consell Executiu. Lo que sí se incrementará ligeramente, el 2,2%, es el precio de las segundas y sucesivas matrículas (cuando se repite una asignatura) y los másteres.

La congelación de precios supone un respiro para muchos universitarios, que este curso han visto cómo se disparaban los costes hasta el 67%, aunque se implementó una escala de precios en función de la renta familiar. El secretario de Universidades, Antoni Castellà, ha insistido durante los últimos meses que las matrículas se mantendrían, aunque estos días se barajaba actualizar los precios con el IPC, lo que se traducía en un incremento de alrededor del 2%. Y así lo esperaban las universidades.

Pero Esquerra ha presionado para que no se aplicara ni este incremento, tal y como reconoció el Gobierno catalán en la reunión del CIC, según algunos asistentes. “Nuestra voluntad era bajar los precios, pero al menos hemos conseguido esto”, admitieron fuentes republicanas.

El nuevo decreto de precios mantiene las tasas para los alumnos que se matriculan por primera vez en una asignatura un importe de 25,27 euros por crédito para los estudios del tipo A (Economía, Derecho, Educación...) de 35,77 euros para el tipo B (Aquitectura, Ingenierías, Periodismo, Sociología...) y de 39,53 euros para las carreras más caras, como Medicina, Veterinaria o Enfermería.

En el nuevo decreto de precios sí que se espera una rebaja del monto para aquellos alumnos que cursan una doble titulación. Convalidar las asignaturas será el próximo curso será un 25% más barato.

En cuanto a las becas, se mantiene también la misma dotación, 30 millones, para el programa de ayudas propio de la Generalitat, las becas Equitat. Este año se estrenaba para compensar la fuerte subida de precios. Unos 19.000 estudiantes han recibido una de estas becas, por un importe total de 24 millones.

La congelación de precios, no obstante, no es suficiente para los estudiantes. El Consejo del Estudiantado de las Universidades Catalanas (Ceucat) lamentó ayer en un comunicado que la Generalitat no haya optado por bajar precios, “en consonancia con la realidad que estamos viviendo en las aulas: grupos más grandes, menos prácticas y seminarios y, en general, menos presupuesto para la docencia”.