Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat despide a Bernácer, imputado en el ‘caso Emarsa’

“Se ha extinguido el contrato”, señala un portavoz de la consejería de Ciscar

Dos de los principales imputados del caso Emarsa eran responsables del organismo de la Generalitat que gestiona las depuradoras, la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar). Se trata de José Juan Morenilla, que era el gerente, y de Ignacio Bernácer, jefe de explotación. El primero dejó la entidad en julio de 2011, cuando hacía meses que había estallado el escándalo, y fichó por la empresa Facsa. El segundo, que siguió en el organismo aunque apartado del cargo, fue despedido este martes.

“Se ha extinguido el contrato”, señaló un portavoz de la Consejería de Presidencia, Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, que encabeza el vicepresidente del Consell, José Ciscar. “El suyo no es el único caso, hay otros dos en la misma situación”. El pasado 10 de junio, el consejo de administración de la Epsar, según el mencionado portavoz, decidió reorganizar su estructura con la unificación de los departamentos de Explotación y de Proyectos y Obras. Eso ha llevado a prescindir de tres técnicos, entre ellos Bernácer. “Hay menos obras y es necesario adaptar la plantilla”, añadió el departamento de Ciscar. “No tiene nada que ver con Emarsa. Es solo un episodio de reestructuración laboral”.

En un caso en el que el juez ya ha imputado a 44 personas, Morenilla y Bernácer afrontan acusaciones de estafa, administración desleal, falsedad en documento mercantil, malversación de fondos públicos y delitos contables y contra la Hacienda Pública. Implicados en el saqueo de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales (Emarsa), los dos antiguos responsables de la Epsar habrían concertado con el presidente de Emarsa, el exalcalde de Manises Enrique Crespo y el gerente, Esteban Cuesta, ambos del PP, sobrescostes en el tratamiento de lodos que la Generalitat pagaba a la depuradora de Pinedo. El fraude fue de varios millones de euros.

Defensa de Ciscar

El vicepresidente Ciscar todavía justificó el pasado día 5 de junio en las Cortes Valencianas que Bernácer continuara trabajando en la Epsar. “Tiene sus derechos y los respetamos”, dijo ante una pregunta de la diputada socialista y alcaldesa de Quart de Poblet, Carmen Martínez, que este lunes denunció que Morenilla y Bernácer adjudicaron desde la Epsar entre 2002 y 2010 obras por procedimiento de urgencia y de forma supuestamente irregular por más de 100 millones de euros.