Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casa Caridad atiende a un 38% más de niños el primer día sin comedor escolar

Las familias necesitadas acuden a la asociación ante la falta de un plan de choque

El primer día de colegio sin comedores escolares se preveía complicado a la vista de los datos sobre el creciente empobrecimiento de las familias valencianas. Ante la ausencia de un plan de choque para atender a las nuevas familias con necesidades, las asociaciones y los comedores sociales han amortiguado la demanda. Hasta 84 niños, un 37,7% más, han acudido este lunes a Casa Caridad en Valencia respecto a los 61 del viernes pasado, último día de apertura de los comedores escolares.

La pregunta era sencilla: ¿Qué plan se ha previsto para atender hoy a las familias que se quedan sin comedor escolar?. Las respuestas de la Administración, muy diversas. El Ayuntamiento de Valencia explica que "los servicios sociales municipales, si detectan una necesidad, tramitan las "ayudas de comedor para el periodo estival". En su respuesta, el Consistorio detalla sus inversiones en bancos de alimentos y su presupuesto para ayudas de "emergencia social". "Hay que destacar", dice el Ayuntamiento, la oferta de "actividades de verano –deportes náuticos y colonias de inglés-" para los niños y jóvenes de la ciudad en las que la manutención está incluida.

La Consejería de Educación no daba una respuesta. "La consejería ofrece a los colegios la posibilidad de abrir los comedores en junio y septiembre, pero sin becas", explica Vicent Ripoll, presidente de la Asociación de Directores de Centros de Infantil y Primaria. "Los centros donde hay más familias en las que los dos padres trabajan han hecho un grupo grande y, si los números salen, han abierto. En los centros donde hay menos trabajo, pues no". Al cierre de los comedores, la consejería sigue debiendo a los centros 7 de las 8 mensualidades de las becas que concedió para este curso.

Casa Caridad, que reparte una media de 450 comidas al día, había previsto un aumento de la demanda que ya se ha producido en años anteriores. El 8,4% de los niños que acuden a comer diariamente a la asociación lo hacen al no haber accedido a las becas de comedor para este curso, según el VII Informe de la Pobreza en Valencia. El jueves santo fue el día que más niños acudieron desde que se tienen registros detallados, hace un año. Entonces, 78 niños comieron en las instalaciones de la Asociación. Este lunes, eran 84.

Fuentes de Cáritas Valencia explican que no han notado este lunes un repunte de solicitudes por este motivo, ya que no disponen de comedor, sino que ofrecen ayuda a las familias desde el economato durante todo el año. Responsables de Cruz Roja explican que tampoco disponen de comedor, si bien durante los días lectivos de este año (exceptuando julio y agosto), repartirá meriendas a cerca de 900 escolares en riesgo de exclusión social.

Los Consistorios socialistas anunciaban el pasado sábado su compromiso de garantizar la comida de los niños durante el verano. Pero su propuesta no pasa todavía de una mera declaración de intenciones. "Está bastante verde todavía aunque los medios lo han dado como si fuera a empezar ya", explicaban fuentes del Ayuntamiento de Benidorm. El Consistorio se ha propuesto analizar la situación de las familias que disponían de beca de comedor para darles una ayuda alimentaria para las vacaciones. Estas ayudas aun tardarán en llegar: "De aquí a final de mes veremos cuántos niños hay y qué partida presupuestaria hay".

Más información