Osakidetza abonó 2 millones en concepto de indemnizaciones en 2012

El Servicio Vasco de Salud hizo frente a 32 reclamaciones

Varios pacientes recorren uno de los pasillos del Hospital de Cruces, en una imagen de archivo.
Varios pacientes recorren uno de los pasillos del Hospital de Cruces, en una imagen de archivo.SANTOS CIRILO

Osakidetza pagó en 2012 alrededor de dos millones de euros en indemnizaciones por negligencias o errores médicos. La aseguradora del Servicio Vasco de Salud tuvo que atender el año pasado un total de 32 reclamaciones, la mayoría de los casos no llegaron a juicio y las indemnizaciones, que oscilaron entre 1.000 y 700.000 euros, fueron pactadas con los pacientes o sus familiares, según datos recogidos en una respuesta del consejero de Salud, Jon Darpón, remitida a UPyD.

De las 32 indemnizaciones pagadas, 18 fueron resueltas a través de un acuerdo, 12 fueron fruto de una resolución judicial y 3, de resoluciones administrativas. Los acuerdos extrajudiciales permitieron pactar compensaciones económicas por valor de 1,3 millones de euros, y la mitad de esta cantidad correspondió a una sola indemnización.

Osakidetza y la familia de una niña que nació con parálisis cerebral pactaron una indemnización de 700.000 euros, una de las mayores de la historia del Servicio Vasco de Salud. La familia de la pequeña demandó ante los tribunales una compensación de 1,8 millones con el argumento de que la parálisis cerebral fue causada por un retraso sin justificación en la práctica de la cesárea a la madre en el Hospital de Cruces. La misma conclusión a la que llegó el informe pericial considerado por el juez que tramitaba el caso.

Otra indemnización cuantiosa, de 120.000 euros, fue también acordada entre Osakidetza y la familia de un paciente; la viuda e hijos de un hombre que murió cuando iba a ser sometido a una operación de tejidos en el hombro derecho en el Hospital Comarcal del Bidasoa a consecuencias de complicaciones durante su anestesia.

Las indemnizaciones resultas por la vía judicial sumaron una cuantía total de 573.897 euros. Entre ellas destaca la sentencia que condena a Osakidetza a un pago de 124.000 euros a los tres hijos de un hombre que murió de un infarto que fue incorrectamente diagnosticado pese a acudir varias veces al centro de salud y hospital. Por el contrario, las reclamaciones resultas por resolución administrativa sumaron las menos cuantías, 6.000 y 9.025 euros, respectivamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS