Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE TERRITORIAL

Treviño lleva al Parlamento vasco una ley para lograr su anexión a Álava

Los alcaldes de los dos municipios del enclave piden 'saltarse' el visto bueno de Castilla y León a través de una nueva ley

Representantes locales de Treviño, en las puertas del Parlamento vasco.
Representantes locales de Treviño, en las puertas del Parlamento vasco.

Los alcaldes de Condado de Treviño y La Puebla de Arganzón han presentado este mediodía en el Parlamento una proposición de ley orgánica para que los grupos parlamentarios la asuman con el objetivo de aprobar en el pleno autonómico y elevar a las Cortes Generales un texto que en su único artículo reza directamente que ambos municipios del enclave "quedan agregados a la provincia de Álava".

El texto de los dos municipios ha sido asumido inmediatamente a través de un comunicado por EH Bildu. El documento deberá realizar ahora la tramitación parlamentaria y, en caso de que así lo decida su pleno, se elevaría como proposición de ley a la Mesa del Congreso de los Diputados, para que a su vez inicie su tramitación.

Los alcaldes de los dos municipios advierten de que la situación se ha vuelto "insostenible"

El propósito de esta iniciativa no es otro que superar el escollo con el que año tras año se han encontrado los habitantes de Treviño cuando han iniciado el proceso para separarse de Burgos: el visto bueno de la provincia y de la comunidad autónoma a la que están oficialmente vinculados, obligatorio según la disposición adicional tercera de su Estatuto, que recoge el proceso de segregación. Ahora, buscan saltarse este trámite buscando un nuevo árbitro, el Congreso, al que no pueden acudir como Ayuntamientos, pero al que el Parlamento vasco sí puede remitir una proposición de ley.

El alcalde de Condado de Treviño, Ignacio Portilla, ha calificado como "histórico" el paso que han dado hoy y ha explicado que es la consecuencia de un trabajo previo que han realizado con los grupos parlamentarios, entre los que la mayoría, incluido el PP, han mostrado su disposición a aceptar la propuesta. Tanto Portilla como Roberto Ortiz, de La Puebla de Arganzón, han subrayado los problemas "diarios" que suponen a los habitantes de Treviño que viven a 18 kilómetros de Vitoria y a más de una hora de su capital de provincia, Burgos. Estos problemas se han "agravado" con la crisis, generando, tal y como han relatado ante una veintena de medios de comunicación, una "situación insostenible".

La vía legislativa es la segunda que inicia el enclave este año para tratar de hacer realidad su segregación de Burgos

La iniciada hoy es la segunda vía que el enclave burgalés ha puesto en marcha este año para tratar de lograr la anexión a Álava.Y es que, a la vía legislativa, se suma la tradicional, la petición de segregación de Burgos que ambos Ayuntamientos aprobaron en sus plenos a principios de marzo. El siguiente paso por el camino establecido en los estatutos de ambas comunidades obliga a que la Junta de Castilla y León y la Diputación de Burgos elaboren informes conocidos como de mayores vinculaciones, que en los dos intentos anteriores materializados durante la etapa democrática han sido negativos a la segregación.

Es en este paso en el que los intentos de Treviño han quedado congelados, ya que los informes son la condición imprescindible para avanzar en la hoja de ruta que recogen los estatutos de Castilla y León y en el de Euskadi, para la segregación y la anexión de enclaves, respectivamente. La vía marcada por los estatutos incluye una consulta popular que la proposición de ley orgánica presentada hoy en el Parlamento no incorpora.

Ignacio Portilla ha señalado que, en el último intento de segregación, Burgos tardó solo 20 días en dar respuesta a su solicitud, mientras que ahora esperan desde hace casi tres meses, en los que no ha habido respuesta.