Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leves incidentes en el inicio de la huelga de sindicatos nacionalistas

Una explosión se registra cerca de la vía del tren en Bolueta y quema de cajeros en Hernani

Policías municipales y huelguistas en las cocheras de los autobuses de San Sebastián. J. E. (EFE) / VÍDEO: EL PAIS

Un ataque a la catenaria de Eusko Tren de Bilbao y la quema de tres cajeros en Hernani (Gipuzkoa) son los primeros incidentes registrados en el arranque de la huelga del 30-M, convocada por los sindicatos nacionalistas. El punto álgido de esta convocatria será la manifestación prevista al mediodía en Vitoria con una significativa parada frente al Parlamento vasco.

Inicialmente, el Departamento vasco de Seguridad había situado el sabotaje contra el Metro de Bilbao, en una acción que ha tenido lugar pasadas las seis de la mañana en la estación de Bolueta. En el lugar se ha escuchado una pequeña explosión, pero el ataque ha sido contra la unidad de Eusko Tren que salía en ese momento de la estación de Bolueta.

Metro Bilbao ha precisado poco después de que este sabotaje no corresponde a su red y que está ofreciendo, con motivo de la huelga general, el 55 % del servicio, según han informado fuentes del metropolitano a Europa Press.Según este transporte, sobre las siete y media de la mañana estaba ofreciendo el 55 % del servicio y esperaba llegar a las ocho y media de la mañana al 65 % de un día normal.

A su vez, en Hernani han resultado quemados al menos tres cajeros automáticos cuando unos desconocidos han lanzado a las 05.40 horas un cóctel "molotov" contra el cajero automático que la Caja Laboral tiene en la calle Juan de Urbieta de Hernani. Asimismo han tratado de quemar otro cajero del banco Sabadell Guipuzcoano situado en las inmediaciones, fuego que ha sido sofocado por la Policía Municipal. También ha resultado dañado un cajero que Kutxabank. Además, según informa Efe, a las 05.15 horas se ha producido además un incendio intencionado del semirremolque de un camión de la empresa Fagor en la calle Osinagea de Vitoria.

Por otra parte, ya se ha restablecido el servicio de trenes después de que anoche desconocidos cortaran los contrapesos de la catenaria en la línea ferroviaria de Renfe entre Vitoria y Alsasua, en la localidad alavesa de Iraruraiz Gauna.

Un cajero incendiado en Hernani al inicio de la jornada de huelga general. ampliar foto
Un cajero incendiado en Hernani al inicio de la jornada de huelga general. efe

El cumplimiento de los servicios mínimos se viene siguiendo con normalidad. Las líneas de autobuses son, en estas primeras horas de la huelga, el objetivo lprincipal de los sindicatos, a donde han destacado varios grupos de piquetes aunque en todos momento existe una fuerte protección de unidades de la Ertzaintza.

En el caso de los autobuses urbanos de Bilbao, los servicios mínimos se vienen cumpliendo por encima del 80%. Según ha declarado el portavoz de ELA a la cadena Ser, la respuesta "está siendo positiva",

Estos incidentes se han registrado en el inicio de la huelga general convocada en Euskadi y Navarra por los sindicatos nacionalistas ELA y LAB y otras centrales minoritarias en contra de los recortes del Gobierno y en defensa de un sistema económico propio. Esta nueva movilización, que vuelve a reflejar la desunión entre las centrales vascas, supone el primer pulso al Gobierno del lehendakari Iñigo Urkullu (PNV) y arrastra las críticas de la mayoría de la clase política y de la empresarial. Ante este 30-M, que también se extiende a Navarra, se han repetido los servicios mínimos ya aplicados en anteriores paros y que oscila en torno a un 30% en todos los transportes y como un festivo en los centros hospitalarios.

En su llamamiento a la participación, los sindicatos convocantes sostienen que hay razones suficientes para acometer esta huelga con la que se pretende un cambio de políticas frente a las reformas y ajustes que se vienen aplicando. Los empresarios, sin embargo, entienden que a partir del viernes, un día después de la movilización, Euskadi será "un poco más pobre", como advirtió la patronal guipuzcoana Adegi, que este jueves celebra su asamblea.

También en la justificación de su huelga, los sindicatos acusan a la clase política de actuar al dictado del poder económico y censuran al Gobierno vasco su "seguidismo" de los recortes aprobados por el Ejecutivo central. Pero la parte aludida también reaccionará ante el paro manteniendo toda la actidad institucional prevista, a excepción de Gipuzkoa donde Bildu manda en los gobiernos del Ayuntamiento de San Sebastián y de Diputación. A su vez, los siete diputados de Amaiur no asistirán al pleno del Congreso porque secundarán la huelga convocada en Euskadi, según han anunciado.

Así, el Parlamento vasco tiene previsto un pleno ordinario que desarrollará con la única ausencia de los componentes del grupo de EH Bildu. Otro tanto ocurrirá en el Ayuntamiento de Bilbao, que mantiene su sesión plenaria tras haber rechazado su aplazamiento como le había solicitado la coalición abertzale. En este pleno no estará presente el alcalde bilbaíno, Iñaki Azkuna, aún convaleciente en su domicilio de una operación quirúrgica aunque ya ha dejado patente su postura crítica hacia este huelga con claras acusaciones al papel desempeñado por los sindicatos.

Los escaños de EH Bildu permanecen vacíos en el Parlamento vasco por la huelga general.

La huelga general está convocada además de ELA y LAB, los dos primeros sindicatos en el País Vasco, por otras centrales más pequeñas o sectoriales como ESK, STEE-EILAS (educación), EHNE (agricultura), HIRU (transporte), CNT y CGT-LKN, así como medio centenar de organizaciones sociales. Con el llamamiento, que no apoyan CCOO, UGT y LSB-USO, los sindicatos nacionalistas aspiran a movilizar a la sociedad contra los recortes unos ocho meses después de la última huelga general promovida por ELA y LAB el 26 de septiembre de 2012. En aquella ocasión, el seguimiento fue del 20 %, según el Gobierno vasco y la patronal vasca Confebask, y del 70 % en algunos sectores, según los convocantes.

Según los convocantes, más de 600 comités de empresa han expresado su apoyo al 30-M, entre ellos los de la radiotelevisión vasca EITB, los de los Ayuntamientos de Bilbao, Vitoria, Irún y Getxo y los de compañías como Petronor, Arcelor, Ingeteam, CAF o Gestamp.

En el marco de la convocatoria, los sindicatos han anunciado movilizaciones en las tres capitales vascas, aunque han querido dar especial significación a la manifestación prevista en Vitoria por coincidir con la celebración de un pleno del Parlamento vasco y de esta manera proyectar la imagen de pulso entre las dos posturas enfrentadas. Para dar un mayor realce a esta movilización, hasta Vitoria se trasladarán para manifestarse los secretarios generales de ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, respectivamente.

 

 

 

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >