Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus defiende el sueldo de alcaldes y de funcionarios

El presidente provincial rechaza la pretensión del Gobierno de limitar el cobro de complementos

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, defendió este martes el sueldo de los alcaldes y se mostró en contra de que se esté planteando una rebaja salarial a los funcionarios municipales. Rus se pronunció con esta rotundidad ante la pretensión del Gobierno que preside Mariano Rajoy de ahorrar 870 millones de euros en 2014 y 2015 mediante el establecimiento de límites en el cobro de complementos específicos.

“Siempre lo pagan ellos”, dijo el presidente de la Diputación de Valencia, que lamentó que se dé “la impresión de que los funcionarios no trabajan”. “Yo no estaba de acuerdo, ni estoy de acuerdo porque el que trabaja ha de cobrar lo que toque, lo que marque la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)”, indicó Alfonso Rus.

Ello no impidió que el Grupo Popular en la Diputación de Valencia rechazase una iniciativa del PSPV en la que se solicitaba la retirada del anteproyecto de ley para la racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. Los populares argumentaron su negativa en que el presidente de la FEMP estaba negociando casi a la misma hora el texto de la ley con el Ministerio de Hacienda.

Comisión del metro

Los populares rechazaron en el mismo pleno de la Diputación de Valencia una proposición socialista en la que se instaba a las Cortes a abrir una nueva comisión de investigación sobre el accidente del metro de la línea 1.

La socialista Concha Andrés reclamó a los populares que apoyasen la moción “por una cuestión de conciencia”. “Lo valiente es intentar llegar a un acuerdo para afrontar la verdad”, prosiguió la diputada socialista que enumeró los nuevos documentos y testimonios que no se hicieron público tras el accidente de metro y que se han sabido ahora.

El voto de rechazo lo defendió el popular José Manuel Medina que indicó que se acate lo que diga la justicia y cuando lo diga. Medina acusó a los socialistas de intentar manipular el dolor de las víctimas. “No me hablen de humanidad, yo estuve en el tanatorio aquel 3 de julio”, prosiguió, “Mi hijo iba en ese convoy y se bajó una parada antes, pero no juguemos con eso”. “No creemos que sea la cuestión abrir un debate político en las Cortes”, sentenció.