Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arquitecto de La Bajadilla presenta un nuevo inversor para suplir al jeque

José Seguí demanda al presidente del Málaga por una deuda de 3,8 millones

Puerto de la Bajadilla, en Marbella (Málaga). Ampliar foto
Puerto de la Bajadilla, en Marbella (Málaga).

José Seguí, director del estudio de arquitectura que redactó el proyecto de ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla de Marbella para el jeque Abdalá Al Thani, quiere evitar que la Junta rescate la concesión. Ha comunicado a la Agencia de Puertos de Andalucía (Appa) que dispone de un nuevo inversor "de la máxima seriedad y solvencia económica" que está dispuesto a ejecutar el proyecto en los términos en los que fue adjudicado a la sociedad del empresario catarí presidente del Málaga Club de Fútbol.

Seguí, que tiene puesta una denuncia judicial contra el jeque, al que reclama una deuda de 3,8 millones de euros, pretende que se admita sustituir el 97% de las acciones que tiene el jeque en la UTE concesionaria por el nuevo inversor. El otro 3% lo tiene una sociedad municipal de Marbella.

El pasado 9 de mayo, seis días después de que la Junta abriera el expediente para la resolución del contrato de concesión del proyecto de La Bajadilla a Nasir Bin Abdullah and Sons por "incumplimiento generalizado de las obligaciones" y "abandono de la ejecución", el estudio de Seguí presentó contra esta sociedad una demanda judicial por impago de 3,859 millones de euros más intereses.

La Junta sigue el rescate

El contrato para la ampliación y explotación del puerto de La Bajadilla se firmó en diciembre de 2011 y desde entonces el jeque no ha atendido ninguna de las obligaciones a las que se comprometió. Ni ha entregado el proyecto, ni ha constituido la sociedad anónima como persona jurídica concesionaria, ni ha pagado el canon anual de 750.000 euros.

Además, Abdalá Al Thani tampoco se ha ocupado de la gestión del actual puerto, y tiene una deuda acumulada con las empresas suministradoras de más de 136.000 euros, además de no recaudar los alquileres de los atraques.

El expediente de resolución del contrato lo abrió la Appa el 3 de mayo, después de que el 24 de abril se cumpliera el plazo de tres meses que otorgó al jeque para que regularizara la situación sin que diera la mínima señal de vida. Ahora dispone de 15 días para presentar alegaciones.

Consultada sobre la propuesta de Seguí, la Appa ha contestado no le corresponde intervenir en un litigio por reclamación de deuda entre particulares y que espera que la sociedad presente sus alegaciones contra el expediente.

En enero de 2011, el jeque contrató al arquitecto malagueño para la asistencia técnica en la redacción del proyecto y preparación de la documentación para el concurso público que incluía también la ejecución en caso de resultar ganador.

Seguí ha solicitado al juzgado el embargo preventivo y la administración judicial de las acciones de Nasir Bin Abdullah and Sons de la sociedad concesionaria de la ampliación del puerto. La acción de Seguí está concertada con el Ayuntamiento de Marbella, titular del 3% de las acciones, y persigue que la sociedad siga funcionando bajo la administración judicial y pueda hacer frente al proyecto que el jeque tiene abandonado con el respaldo del nuevo inversor.

El Ayuntamiento de Marbella, que preside Ángeles Muñoz, teme que de producirse el rescate de la concesión el proyecto "quede olvidado en el fondo de un cajón". La alcaldesa le concede una importancia estratégica en el desarrollo económico de la ciudad. El Consistorio entiende que el jeque ha incumplido el contrato, pero no está conforme con que se haya iniciado el rescate sin ofrecer una alternativa para que se construya el nuevo puerto.

Un día después de presentar la demanda, Seguí entregó una carta en la Appa en la que además de presentarse como redactor técnico del proyecto, decía intervenir por "mandato firme de un inversor de la máxima seriedad y solvencia económica y empresarial", pero del que no ofrecía más detalle. Ese inversor habría mostrado su "total conformidad con el proyecto, el pliego de la concesión y con las condiciones dimanantes de los mismos".

Como prueba de esta disposición, Seguí aseguró que este inversor ha depositado en una entidad bancaria el dinero equivalente a un año de la concesión (750.000 euros) y que "estaría dispuesto a hacer el pago a cuenta de la UTE en el momento en que lo indicara la Appa".

"Les reiteramos nuestro interés especial en que la ejecución de la ampliación del puerto de La Bajadilla pueda llevarse a cabo conforme al proyecto previsto, dada la importancia que el mismo tiene para la ciudad de Marbella y su entorno, y creemos firmemente que puede realizarse desde este mismo momento y tras la sustitución de Bin Naser Abdullah and Sons por un nuevo inversor cuando se dé cumplimiento al trámite y a las garantías legales exigibles", argumentaba el arquitecto.

El proyecto de ampliación de La Bajadilla, presupuestado en 109 millones de euros, contempla la construcción de 531 nuevos puntos de atraque (actualmente tiene 268), zona comercial y hotel.