Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de un fusilado en 1938 recauda fondos en Internet para la exhumación

La hija de José Valls ha abierto una campaña de 'croudfounding' para recuperar sus restos

Las ayudas públicas previstas para la recuperación de la memoria histórica se han eliminado

El equipo investigador necesita 6.850 euros para sufragar los gastos imprescindibles

“Este es mi padre. Le fusilaron el 2 de septiembre del 38”, dice Antonia Valls (86 años), con una foto amarillenta en la mano, en un vídeo colgado en internet. Fusilaron a su padre, José Valls, cuando ella tenía 11 años y con el final de las ayudas públicas para la exhumación de las fosas del franquismo, su familia ha tenido que buscar recursos para cumplir su última voluntad: poder enterrarle junto a su madre. El Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia ha abierto una campaña de crowdfounding en Internet para recaudar fondos con el objetivo de exhumar a José Valls Casanova, represaliado por el franquismo en Borriol en 1938.

“La primera promesa que ha cumplido a rajatabla el PP es no dar ni un euro más para las fosas de la guerra”, ha dicho en rueda de prensa Matías Alonso, miembro del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Comunidad Valenciana, que ha apelado a la “conciencia de todos los progresistas” para que sea posible lo que, a su juicio, “no quiere el Gobierno español y local”. “Antonia no tiene dinero y lo que menos tiene es tiempo”, ha dicho Alonso, ya que ella es la última familiar directa de José que sigue con vida.

“Una de las últimas voluntades de mi abuela es poder enterrar a su padre con su madre”, explica Carlos Balaguer, bisnieto del represaliado. Balaguer explica que uno de los trámites más complicados ha sido localizar el lugar exacto en el que se enterró el cuerpo de José Valls, porque, según explica, llevan dos años luchando para que los distintos organismos, entre ellos el juzgado de Borriol, les diera información.

El grupo de investigadores que realizará la exhumación ha explicado que todavía quedan permisos por solicitar, que se pedirán cuando consigan los 6.850 euros que se necesitan para empezar los trabajos. “Normalmente en esta materia se trabaja de manera voluntaria, pero hay una parte que siempre tienes que pagar, como los análisis de ADN”, ha explicado Miguel Mezquida, director del grupo de arqueólogos y antropólogos del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica.

José Valls, fusilado en 1938 en Borriol (Castellón). ampliar foto
José Valls, fusilado en 1938 en Borriol (Castellón).

Mezquida cuenta que el presupuesto se ha "reducido al máximo” y el equipo técnico tiene previsto alojarse en casa de la familia y pagar sus gastos de desplazamiento y manutención durante el tiempo que dure la exhumación. Mezquida se muestra optimista: "Si van bien las cosas y no se demora la tramitación, los permisos pueden estar listos en pocos meses y podríamos empezar a excavar en septiembre".

La campaña, que lleva desde el viernes pasado en Internet, ha recaudado ya el 12% del dinero necesario para comenzar. El grupo pretende costear con aportaciones voluntarias porque, según Matías Alonso, la familia de la víctima, residente en Borriol, es "humilde" y porque "resulta doloroso que los familiares de un fusilado tengan además que pagar la recuperación de sus restos".

De realizarse finalmente, esta exhumación será la primera llevada a cabo sin ayudas oficiales, después de que en marzo se identificara en una fosa común en el cementerio de Paterna (Valencia) los restos de cuatro fusilados tras la Guerra Civil, en septiembre de 1940, a las afueras del cementerio de Paterna y enterrados en una fosa donde se calcula que hay más de doscientos cuerpos.