Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta admite pagos por 157.000 euros a Dorado en la época de Fraga

El Gobierno de Feijóo envía al Parlamento una relación de ayudas concedidas al contrabandista

Tras dos semanas de ocultismo, el Gobierno gallego ha remitido a la presidenta del Parlamento autónomo, Pilar Rojo, una relación de ayudas concedidas en los últimos 20 años a empresas del contrabandista Marcial Dorado, cuya amistad con el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a mediados de los noventa, ha provocado un escándalo político. La Administración admite que firmas vinculadas a Dorado recibieron 157.234 euros durante tres de las legislaturas en las que gobernó el popular Manuel Fraga. En el periodo en que Feijóo era alto cargo de la Xunta, entre 1994 y 1996, cuando frecuentó la compañía del narcotraficante ahora en prisión en distintos viajes y celebraciones, sus empresas recibieron 96.709 euros. Ninguna de las ayudas detalladas en el escrito enviado al Parlamento fue concedida por la Consejería de Sanidad, de la que Feijóo era entonces secretario general. Los datos habían sido solicitados por Alternativa Galega de Esquerda (AGE) durante la sesión parlamentaria de control al presidente, el pasado miércoles, pero Feijóo se negó a contestar después de que el líder de esa formación, Xosé Manuel Beiras, se encarase con él y golpease su escaño. La Xunta aún tiene pendientes de contestación otras preguntas de PSdeG y BNG, que han solicitado detalles más exhaustivos sobre las relaciones económicas de Dorado con todo el sector público autonómico.

 La relación hecha pública este viernes, poco después de ser remitida a la Cámara, reitera el único dato que hasta ahora había divulgado Feijóo mientras retenía los de la época en que él era alto cargo. En 2007, bajo el Gobierno bipartito de socialistas y nacionalistas, la Inmobiliaria Marli de Dorado recibió 125.097 euros dentro del reparto de indemnizaciones a todas las empresas que lo solicitaron de la comarca de Arousa (Pontevedra) como compensación a los daños provocados por unas inundaciones. En ese periodo de Gobierno, otra empresa de Dorado dedicada a los cultivos marinos percibió además dos subvenciones por 6.702 euros de la Consejería de Industria, que dirigía el BNG, dentro de un paquete para “fomento de la propiedad industrial”.

En total, el entramado empresarial de Dorado ha percibido de la Administración autonómica 294.143 euros en las dos últimas décadas. Todas las empresas receptoras de los pagos públicos se encuentran ahora bajo intervención judicial tras el proceso por blanqueo abierto a Dorado a raíz de su arresto en 2003 por su relación con un alijo de más de seis toneladas de cocaína. Las primeras ayudas datan de 1994, en la segunda legislatura de Fraga, cuando Feijóo ya era alto cargo de la Consejería de Sanidad como segundo de José Manuel Romay Beccaría. Cuatro años antes, Dorado había sido detenido por el juez Baltasar Garzón en la Operación Nécora. En 1994 y 1995 —de este último año datan las fotografías del actual presidente y el contrabandista publicadas por este periódico— la Consejería de Pesca subvencionó a la empresa Mitulo por la construcción de un barco auxiliar para bateas de mejillón. Fueron dos ayudas que en total sumaron 74.826 euros. La misma firma Mitulo, además de otras dos empresas de Dorado, Efectos Navales Arousa y Xatevín, esta última dedicada a la venta de carburantes, cobraron 21.883 euros entre 1995 y 1997 de la Consejería de Familia y Promoción de Empleo por cuatro subvenciones a la contratación de trabajadores.

En 1998, cuando Feijóo ya se había ido de la Xunta para dirigir el Insalud y, según ha dicho, se había “enfriado” su relación con Dorado, Mitulo cobró otros 50.845 euros de la Consejería de Pesca por la construcción de tres bateas de mejillón, a los que sumó otros 1.560 euros en 2000 para la modernización de un barco. Hasta 2003, siempre bajo el mandato de Fraga, otras firmas del ahora encarcelado sumaron 8.120 euros en pequeñas ayudas a la contratación de personal y en compras a su establecimiento de efectos navales. Tras el bipartito, y ya con Feijóo de presidente, las empresas del narco cobraron de la Administración autonómica 5.110 euros. Fueron seis pequeñas ayudas a diversos estudios relacionados con el mar de Efectos Navales Arousa.

Más información