Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mano derecha de Jesús Gil justifica los impagos a la Seguridad Social

Pedro Román alega que el Estado “abandonó” a Marbella en el juicio del ‘caso Saqueo II’

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, junto al exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca, durante el juicio del caso Saqueo II. Ampliar foto
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, junto al exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca, durante el juicio del caso Saqueo II.

El ex primer teniente de alcalde de Marbella Pedro Román ha culpado al exregidor fallecido Jesús Gil del impago por 91 millones en las cotizaciones a la Seguridad Social durante una década (entre 1991 y 2001). “El Estado no ingresaba al Ayuntamiento lo que le correspondía”, ha alegado durante su declaración en la tercera jornada del juicio del caso Saqueo II,que comenzó la semana pasada en la Audiencia Nacional. Román ha achacado a Gil haber trazado una estrategia para lograr “compensaciones” a través de negociaciones con el Gobierno central. La fiscalía pide ahora 11 años de cárcel para Román.

La vista, que acumula 35 procesados, analiza el desvío de 74 millones del Ayuntamiento marbellí y el fraude de 91 millones a la Seguridad Social, perpetrados mediante varias sociedades municipales, entre los años 1991 y 2001.

Román se ha negado a contestar a las preguntas del letrado del Ayuntamiento marbellí, pero sí insistió en que “ninguno” de los concejales que tuvieron responsabilidad en el Ayuntamiento “tomaban decisiones”, pues les facilitaban una “línea de actuación”, que ellos seguían. “Todos dejaron una parte de su vida en Marbella”, ha defendido.

Mientras, la exconcejal María Dolores Miñones ha afirmado que el exalcalde Julián Muñoz le dijo que iba a enchufar a un sobrino en una empresa municipal que supuestamente se utilizó para desviar dinero. Miñones ha asegurado que Muñoz le llamó tras ordenárselo su predecesor Gil, para indicarle que ella sería vocal y que un sobrino suyo, Alberto García Muñoz, ocuparía el cargo de secretario en la sociedad Gerencia de Obras y Servicios, ha informado Efe. La fiscalía acusa a Miñones de recibir 69.000 euros entre 1997 y 1999 por asistir a una comisión gestora que no existió, por lo que le pide nueve años de cárcel. La exedil está procesada por los delitos de malversación y fraude a la Seguridad Social al no justificar la procedencia del dinero recibido y porque era vicepresidenta de una fundación municipal y una empresa de la que era gerente dejaron de pagar las cotizaciones.

Miñones ha alegado que cobró unos 1.800 euros mensuales de la empresa municipal Turismo Ayuntamiento de Marbella 2000 durante cuatro años, un dinero que en realidad constituía su sueldo como edil y que percibió en calidad de autónoma. “Me dijeron que era lo que cobrábamos todos los concejales”, ha dicho. Al igual que Muñoz, Miñones ha culpado al exalcalde Jesús Gil de haber decidido cobrar las dietas de las empresas municipales para aparentar que ejercían su cargo de forma altruista.

Por su parte, la exconcejal de Hacienda Marisa Alcalá ha justificado una nota de gastos por 2.131 euros en dietas porque se tenía que “mover muchísimo”. “Era mucho el trabajo que teníamos”, ya que era “de mañana y tarde”, ha afirmado Alcalá.