Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El portavoz de la Generalitat dice que la consulta se hará con acuerdo o sin él

El portavoz de la Generalitat contradice al consejero de Justicia y asegura que lo que vale son los pactos firmados

El portavoz de la Generalitat de Cataluña, Francesc Homs.
El portavoz de la Generalitat de Cataluña, Francesc Homs.

Que Convergència i Unió, los dos socios de la federación nacionalista, discrepan sobre  la consulta prometida es más que conocido. Lo que es menos habitual es que entre los propios consejeros del Gobierno nacionalista y concretamente entre consejeros de CDC, se verbalicen opiniones diferentes sobre las condiciones para que los catalanes pronuncien sobre su futuro político.

Si el consejero de Justicia, Germà Gordó, proclamó ayer lunes en una conferencia que no ve posible la consulta sobre la independencia sin un acuerdo previo con el Gobierno de Mariano Rajoy, el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs ha dicho este mediodía que lo que cuentan no son las declaraciones políticas sino los pactos firmados.

Y los acuerdos, ha repetido Homs en varias ocasiones, son el programa electoral con el que CiU concurrió a las elecciones autonómicas, el pacto de gobernabilidad suscrito con Esquerra Republicana y las dos declaraciones del Parlament. En esos cuatro documentos se promete la celebración de una consulta en el marco de la legalidad, sin especificar si ha de ser pactada con el Gobierno central o al amparo de una norma que pueda aprobar el Parlament.

El rumbo se mantiene, no nos moveremos

Francesc Homs, portavoz de la Generalitat de Cataluña

Homs incluso ha sido taxativo cuando se le ha preguntado si seguía vigente la promesa electoral de Artur Mas de celebrar una consulta "sí o sí". Es decir, con acuerdo del Gobierno central o sin él. Un lacónico "sí" ha sido la respuesta del portavoz del Ejecutivo de CiU.

"El rumbo se mantiene", ha recordado Homs en referencia a una frase pronunciada por Mas hace unos días. "No nos moveremos", ha remachado. Y prueba de ello es que el Gobierno de Mas continúa avanzando en su hoja de ruta soberanista y hoy ha aprobado la memoria previa a la presentación del anteproyecto de ley de acción y el servicio exterior de Cataluña. Es decir, la ley que regulará la diplomacia catalana.

Del mismo modo, la reunión de hoy ha servido para aprobar la creación del programa para definir el modelo de una Hacienda propia. "Estructuras de estado básicas que hay que tenera a punto en el contexto de un nuevo escenario político", dice la nota de prensa repartida a los periodistas.