Seguridad asegura que asumirá las responsabilidades que le correspondan

Beltrán de Heredia respalda al director de la Ertzaintza, quien consideró un "accidente" la muerte del joven aficionado del Athletic por un pelotazo de goma

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en la tribuna del Parlamento durante el pleno de hoy.
La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en la tribuna del Parlamento durante el pleno de hoy.l. rico

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha respaldado las declaraciones del director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, quien describió la muerte del aficionado del Athletic Iñigo Cabacas hace ahora un año como un “accidente”. “Nadie tuvo la intención de causar” su muerte, ha recalcado Beltrán de Heredia a preguntas del parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, en el pleno de control del Parlamento. El representante de la coalición ha considerado sus declaraciones como un intento de “reducir a la nada la responsabilidad” de la Ertzaintza en la muerte del joven vizcaíno.

“Solo faltaba que estuviera en la voluntad de la Ertzaintza” el fallecimiento de Cabacas, ha contestado con ironía Arzuaga a las explicaciones de la consejera. Beltrán de Heredia ha asegurado que Gabirondo “no calificó jurídicamente ni emitió un juicio de valor sobre la instrucción judicial”, algo que según sus palabras sí hace EH Bildu. “Acataremos, analizaremos y asumiremos las resoluciones y las responsabilidades que deriven de la instrucción judicial”, ha enfatizado la consejera.

Arzuaga ha censurado la “carga injustificada, desproporcionada” y se ha preguntado si se puede considerar accidental, así como el “cierre de filas hacia los [agentes] infractores”.

Pintadas

En otra respuesta en el pleno de control, la consejera de Seguridad ha justificado que se haya retirado de los presupuestos de su departamento para este año la partida destinada a subvenciones para ayudar a los Ayuntamientos a borrar pintadas amenazantes o de apoyo a ETA. A esta cuestión se destinaron el año pasado 200.000 euros.

Este hecho ha sido criticado por el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, quien ha sostenido que Beltrán de Heredia intenta “lavarse las manos” sobre esta cuestión, porque muchos consistorios vascos están en manos de Bildu y “quien las hace no las va a borrar”.

La consejera ha replicado que no rehúye su responsabilidad y que la Ertzaintza sigue el procedimiento establecido: realizar un requerimiento al Ayuntamiento y notificarlo a la fiscalía y, si tras un segundo requerimiento el consistorio sigue sin borrar las pintadas, el departamento pasa a asumir su limpieza.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS