Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rasquera sigue con su plan para cultivar marihuana

Un moción del Ayuntamiento insta al Parlamento de Cataluña a regularizar el cannabis

El pueblo de Rasquera, en la provincia de Tarragona. Ampliar foto
El pueblo de Rasquera, en la provincia de Tarragona.

El Ayuntamiento de Rasquera (Ribera d'Ebre) sigue adelante con su intención de cultivar cannabis a gran escala para abastecer a los socios de la Asociación Barcelonesa Cannábica de Autoconsumo (ABCDA), a pesar de que la justicia mantiene paralizado el proyecto.

Cuando se cumple un año de la celebración de una consulta popular en la que el 56% de los vecinos votaron a favor de la plantación con el objetivo de sanear la economía del municipio, el alcalde Bernat Pellisa, anunció ayer dos frentes para llevarla a cabo. El primero consta de una moción del ayuntamiento que insta al Parlament a crear una “ley catalana” para regularizar el cannabis. El texto aborda la posibilidad de crear un registro de consumidores de marihuana y una red integrada por los municipios que mantienen tratos “con las más de 200 asociaciones cannábicas existentes en Cataluña”.

En el segundo frente, el alcalde instó a la Fiscalía a resolver de inmediato las diligencias informativas sobre el plan de Rasquera abiertas en marzo del año pasado. En paralelo, el juzgado de lo Contencioso 1 de Tarragona mantiene suspendido de forma cautelar el propósito de cultivar marihuana en la localidad tras ser admitido a trámite un recurso presentado por la Delegación del Gobierno en Cataluña. Este proceso judicial también debe resolverse.

Pellisa y el coordinador jurídico de la iniciativa de Rasquera, Martí Cànaves, acusan al Estado de intentar criminalizar y politizar su plan con el objetivo de hacerlo fracasar. “No bajaremos la guardia, dentro de la legalidad exploraremos todas las posibilidades. El proyecto hoy es más defendible que nunca”, concluyeron ambos. Pellisa, quien se dio de baja de ERC cuando salió a la luz la iniciativa, dimitirá en junio después de una década al frente del Consistorio.