Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència pide a Esquerra aparcar las disputas hasta conocer el déficit

Esquerra exige ampliar la prórroga de los Presupuestos, que enfrenta a ambos partidos

El presidente de CDC y de la Generalitat, Artur Mas, (i) y el nuevo secretario general, Josep Rull, durante la reunión del comité ejecutivo nacional del partido. Ampliar foto
El presidente de CDC y de la Generalitat, Artur Mas, (i) y el nuevo secretario general, Josep Rull, durante la reunión del comité ejecutivo nacional del partido. EFE

Convergència ya tiene bastante crisis que gestionar al frente del Gobierno catalán como para preocuparse de la estabilidad de su pacto parlamentario con Esquerra Republicana. Por ello pidieron ayer una tregua a ERC. A las llamadas del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la responsabilidad, con tono alarmante (definió la situación de Cataluña de “emergencia”), ERC ha respondido dándole la espalda. Los republicanos han incrementado sus amenazas de negarse a aprobar el Presupuesto, incluso si el objetivo de déficit pasa del 0,7% al 1,5%, cifra que baraja la Generalitat.

Ante el envite de Oriol Junqueras, líder de ERC, Convergència pidió aparcar las hostilidades. Como mínimo, hasta que se conozca qué objetivo de déficit tendrá Cataluña. La comunidad es la única que no ha aprobado sus Presupuestos, a la espera de saber si el Gobierno de Mariano Rajoy relaja el objetivo fijado para las autonomías, una vez que la Unión Europea le haya autorizado a endeudarse más este año.

“Mientras no conozcamos el margen de déficit, los elementos de acuerdo con ERC son evidentes”, defendió el secretario general en funciones de CDC, Josep Rull. “No contemplamos otro escenario que no sea este [el pacto con ERC]”, completó Lluís Corominas, que también ha asumido las funciones en el partido que ejercía el imputado Oriol Pujol.

Los republicanos, de quienes CiU depende para gobernar, tensan la cuerda por tres motivos: presionar para que el déficit sea más del 2%; evitar en lo posible el desgaste por los recortes que ERC se comprometió a asumir a cambio de convocar la consulta soberanista; y buscar fórmulas alternativas a los Presupuestos, como una abstención junto al Partit dels Socialistes (PSC).
La solución que ERC ha encontrado es pedir una prórroga de las actuales cuentas autonómicas. Esa vía no evita los recortes y supone, de facto, un recorte del 28%. Marta Rovira, secretaria general de los republicanos, pidió afrontar el tema “sin dramatismos”, y sostuvo que unas cuentas con un déficit menor al 2% son imposibles de cumplir. Convergència no accede a tolerar esta vía porque prorrogar las cuentas se traduce en hacer 4.000 millones de recortes. “Pedimos que el debate se aparque hasta que sepamos la cifra de déficit”, reiteró Corominas.

Pese a las escenificaciones, el pacto parlamentario prosigue y va bien “salvo algunas aristas” (la expresión es de Artur Mas). Así lo mostraron ayer CiU y ERC en la reunión semanal en la que discuten la actualidad parlamentaria, aunque no se han sentado a negociar a fondo los Presupuestos.

Por su parte, los socialistas volvieron a desmarcarse de la posibilidad de aprobar las cuentas. “Estos no son ni serán nuestros Presupuestos”, dijo el portavoz del PSC, Jaume Collboni, quién recordó que el tijeretazo que supone la prórroga vigente resulta inasumible para los socialistas. “Es muy difícil que votemos estos Presupuestos. No seremos cómplices de los recortes”, insistió Collboni, antes de calificar de “exótico” el llamamiento que formuló la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, para que el PSC pacte las cuentas con CiU. “Lo que tiene que hacer es convencer a Mariano Rajoy para que flexibilice el déficit”, opina Collboni, que pidió a CiU y ERC “que se pongan de acuerdo ya”.

Camacho pide a CiU que rompa con ERC y pacte con el PSC

EFE

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha pedido hoy al Gobierno  de CiU que rompa "inmediatamente" su acuerdo de gobernabilidad con ERC y pacte con el PSC en aras de la "estabilidad" de Cataluña y dado el "fracaso" de su alianza con los republicanos.

"Nosotros queremos un cambio de timón, pero no queremos pactar con CiU después de sus continuos incumplimientos a nuestros acuerdos presupuestarios de 2011 y 2012 y de su apuesta separatista", ha dicho Sánchez-Camacho en rueda de prensa tras reunir a su grupo parlamentario.

Así, el PPC ha emplazado hoy a los nacionalistas a que dejen atrás su "pacto de ingobernabilidad" con ERC y busquen un nuevo aliado en el PSC para que Cataluña tenga "estabilidad y certezas" en un momento de grave crisis económica. "Dentro de lo malo es lo menos malo. No me gustan ninguno de los dos -ni ERC ni tampoco el PSC-, pero el PSC al menos pide lo mismo que el PPC, que se aparte el proceso independentista y que la prioridad sea la crisis, aunque ellos fueron los culpables de la situación económica actual de la Generalitat", ha explicado Sánchez-Camacho.

Y ha añadido en este sentido: "Yo lo que quiero es que se acabe el proceso independentista, y como nosotros no queremos ser socios de CiU, tiene que ser el PSC, porque no quedan otros. La geometría variable ha muerto".

Más información