Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma ciudadana rechaza la nueva ubicación del AVE en Granada

Diversos colectivos se unen para exigir que el tren llegue al centro de la ciudad

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado.
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado.

La nueva ubicación de la estación del AVE en Granada que anunció en febrero el alcalde, José Torres Hurtado (PP), y que aleja del centro la llegada de la Alta Velocidad, está cosechando críticas. Aunque no hay proyecto, el Ayuntamiento anunció un acuerdo con Fomento para trasladar de la Avenida de Andaluces a la rotonda de Europa, en el norte de la ciudad, esa estación y desechar así por completo el anteproyecto que presentó el arquitecto Rafael Moneo.

Ante esta información, primero fueron los políticos, fundamentalmente de PSOE e IU, los que recriminaron al alcalde el cambio de ubicación; posteriormente fue el Colegio de Ingenieros el que recordó en un informe que, como técnicos, apostaban por la Avenida de Andaluces como mejor opción, y ahora una plataforma ciudadana la que rechaza que el tren salga del centro de la capital.

Diversos colectivos entre los que hay asociaciones de vecinos, arquitectos, aparejadores, sindicatos y empresarios se han constituido en la denominada ‘Plataforma ciudadana por el AVE en Andaluces’ cuyo principal objetivo es mantener la ubicación actual y lograr que Granada cuente con “"un tren moderno y competitivo”. Así lo van a trasladar a las diferentes administraciones.

El portavoz de la plataforma y catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Granada, Ramón García-Olmedo, consideró “erróneo” el planteamiento del Consistorio, al que acusó de “frivolizar” con este cambio después de que la Junta de Andalucía, a petición del Ayuntamiento, tuviera que modificar el trazado del metro para garantizar la intermodalidad en Andaluces, lo que supuso 36 millones de euros de gasto adicional.

En la presentación oficial, que se realizó en el Colegio de Aparejadores, los portavoces, entre los que estaba también el arquitecto Pedro Salmerón, criticaron el "continuo cambio de criterio" respecto a la llegada del AVE a Granada, que evidencia, a su juicio, la falta de un proyecto de ciudad. El Ayuntamiento "no ha dado razones convincentes", sostienen, para justificar ese cambio, más allá de la "entelequia" que supone la llegada del Corredor Mediterráneo en 2030. Tampoco creen que cueste solo 120 millones de euros como ha mantenido en distintas comparecencias Torres Hurtado.