Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Verdes de Torrevieja piden que no se ignore a la Defensora del Pueblo

El edil José Manuel Dolón ofrece un proyecto para rescatar parte del patrimonio arquitectónico

Los Verdes han pedido al Ayuntamiento de Torrevieja que se haga cargo de los reproches de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, sobre el abandono del patrimonio urbanístico de la ciudad y actúe para rescatar el edificio protegido de la Casa de los Balcones, la última gran casa solariega de la zona que está en estado de ruina. Para ello han destacado la existencia de un proyecto para el inmueble que ha sido "ignorado" por la concejalía de Urbanismo y que contempla la creación de un centro de enoturismo y una escuela de sumiliers.

José Manuel Dolón, edil ecologista, ha instado al Consistorio torrevejense en la mañana del martes a ejecutar un proyecto de recuperación elaborado por la arquitecta danesa experta en rehabilitación de patrimonio histórico. Las manifestaciones de los ecologistas se producen el día siguiente a la publicación por este periódico de las denuncias -por segundo año consecutivo- del Defensor del Pueblo al trato dado desde la municipalidad a varios edificios del patrimonio histórico.

La Casa-Torre de Los Balcones es un edificio de finales del siglo XIX protegido por el plan general del municipio y la ley autonómica. Hace casi un lustro que se cayó un tercio de esta casa señorial, “se han llevado hasta las rejas”, lamentó el concejal verde.

La arquitecta Henriette Baden Lander, cuya familia reside en Torrevieja, presentó hace años un proyecto para que la gran casa solariega, la última de las siete que llegaron a existir en la zona, recupere su antigua imagen y tenga una viabilidad económica en el siglo XXI. A la arquitecta, según Dolón, se la estuvo recibiendo y "mareando" hasta que se cercioró de que no iría hacia delante el proyecto. "Al ver nuestra predisposición, acabó explicándonoslo a nosotros", cuenta el concejal verde.

El concejal de Urbanismo, Francisco Moreno, dijo no tener conocimiento de ningún proyecto y que para eso están los propietarios, sobre los que Urbanismo ha emitido un requerimiento por el estado de la casa. Según la Defensora del Pueblo, “el deber de conservación concierne a todos, también a las mismas administraciones respecto de los bienes a su cargo”. Es decir, si está en estado ruinoso y los dueños no se hacen cargo de ello, el Ayuntamiento debe proteger el edificio.