Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ciutat de les Arts debe 6,2 millones al Ayuntamiento de Valencia

La sociedad de la Generalitat recurrió dos veces contra el pago y perdió

El concejal socialista Pedro Sánchez exige a la alcaldesa que reclame la deuda

La Ciutat de les Arts i les Ciències (CACSA) adeuda al Ayuntamiento de Valencia 6,21 millones de euros en impuestos por la construcción del Palau de les Arts, según reconoce el gobierno local en contestación a una pregunta del concejal socialista Pedro Sánchez.

La primera cuota corresponde al coste inicial de la obra, que según la Sindicatura de Comptes de 2006, relativo al Grupo CACSA, fue de 84,3 millones, si bien al final se disparó hasta los 345,9 millones.

Después de diversos incrementos del coste de la obra, el Consistorio subió la cuota del impuesto hasta los 7,98 millones, de los que CACSA sólo abonó 1, 7 millones de euros. El pago pendiente desde 2006 es de 6,23 millones. Esta cifra corresponde al 4% del presupuesto material de las obras.

La sociedad presentó dos recursos contenciosos para eludir el abono del impuesto. En enero de 2010, CACSA solicitó la bonificación del 95% de la cuota del impuesto, por considerar que cumple las condiciones de la ordenanza, esto es, que el propietario es “entidad de derecho público” y “que las obras sean declaradas de especial interés”.

Para tramitar la suspensión del cobro, el Ayuntamiento solicitó garantizar la deuda, lo que fue recurrido al contencioso, en un recurso que el juez no admitió. El Jurado Tributario municipal de Valencia desestimó la petición de bonificación del 95%, que también fue recurrido en los tribunales de lo contencioso. Este recurso fue también rechazado.

Reclamar la deuda

El concejal socialista califica de “irresponsable” la actitud de CACSA por eludir sus obligaciones tributarias, dado que no existía ninguna posibilidad de evitar el pago, como ha quedado patente tanto en la resolución del Jurado Tributario como en las sentencias de los juzgados 1 y 6 de lo Contencioso Administrativo de Valencia.

El Grupo Socialista seguirá reclamando las deuda de la Generalitat con la ciudad, que en febrero de 2013 alcanza los 33,3 millones por transferencias pendientes desde el año 2004, a los que habrá que sumar los pagos en impuestos municipales que debe asumir la administración autonómica en 2013. Sánchez pide a la alcaldesa Rita Barberá que defienda los intereses de los valencianos frente a los de su partido.