Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo de la Autonomía quiere reunir los documentos de los cuatro presidentes

La Fundación Centro de Estudios Andaluces apuesta por la creación de un centro de documentación que “sea eficaz”

La directora gerente de la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra), Mercedes de Pablos, apuesta por “reforzar” la presencia de la institución en el Museo de la Autonomía de Andalucía con una serie de actuaciones, entre ellas, la puesta en marcha de un centro de documentación que “sea eficaz” y en el que “ofrecer los documentos de los cuatros presidentes autonómicos” (Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla —quien ya ha cedido su archivo al Centra—, Manuel Chaves y José Antonio Griñán). Asimismo, Pablos anuncia la “actualización” del discurso del museo, situado entre las localidades sevillanas de Coria del Río y La Puebla del Río, y la “revitalización” de las visitas a todo el conjunto, que incluye la Casa Museo de Blas Infante.

Pablos recuerda que cuando se creó el Centra en 2001 la idea era crear un centro para impulsar los estudios sobre Andalucía. Por eso, añade, que se va “a reforzar la presencia en Coria, donde también existe un centro de investigación al que se trasladará el grueso de los estudios y de los recursos, dejando la sede del Centra en la calla Bailén como sede administrativa. La directora señala que la Casa Museo “tiene un discurso muy interactivo, en el que se ha invertido muchísimo y que se ofrece al itinerario escolar”. Pese a ello, matiza que este itinerario se está haciendo hasta el momento “muy comarcalizado” y que se quiere ampliar. “Queremos ampliar los centros escolares y el itinerario”, precisa.

En cuanto al Museo de la Autonomía, Pablos defiende la “actualización” del discurso, ya que desde que se inauguró en 2006 se ha añadido “muy poco”. “Primero, porque los visitantes y, sobre todo los escolares, están cada vez más acostumbrados a los discursos vivos con los museos, a la interactividad; y, segundo, porque creemos que hay que actualizar los contenidos, ya que entonces no se había hecho, por ejemplo, la reforma del Estatuto de Autonomía, y porque Andalucía cambia y los ojos que ven esto ya no son los que vivieron la Transición o el golpe de Estado del 23-F”, explica.

Además, Pablos afirma que aunque los andaluces tienen un relato claro y real de lo que ha sido la construcción de su autonomía, “la memoria o la historia deben ser datadas con rigor y documentación”.