Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corte en la C-55 en apoyo de los trabajadores de Power Controls

Los sindicatos rechazaron la oferta de la dirección de la empresa, que cerrará en 2014 y conllevará la pérdida de 135 empleos

Cerca de un millar de personas participaron ayer en una marcha de protesta contra la empresa Power Controls, que cerrará su planta de Sant Vicenç de Castellet (Barcelona) a mediados de 2014. El acto reivindicativo, en la que participaron el alcalde y los concejales del ayuntamiento, además de representantes políticos de todos los partidos de la comarca, expresó su apoyo a los 135 trabajadores —el pasado viernes iniciaron un encierro indefinido— de la compañía, perteneciente a la multinacional estadounidense General Electric. La protesta, que duró una hora y media, acabó con un corte de tráfico en la C-55 durante 10 minutos, que originó varios kilómetros de retenciones.

El viernes pasado, empresa y sindicatos mantuvieron una reunión en la que la dirección ofreció a los trabajadores una indemnización de 45 días por año trabajado, con un tope de 42 mensualidades. Los sindicatos rechazaron la oferta y la dirección dio por rotas las negociaciones. Según explicó la representante de CC OO, Marina López, los trabajadores asistirán hoy a una nueva reunión, “donde esperamos ánimos negociadores y con la intransigencia mostrada hasta ahora”. Entre otras cosas, porque en los últimos cierres de General Electric —López ha participado en la negociación de 28 expedientes de esta empresa— en España se plantearon indemnizaciones mayores.

El período de consultas para negociar este ERE finaliza el día 21 y, si no hay acuerdo, los sindicatos acudirán a los tribunales.

Más información