Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Gobierno de la UPC debate hoy el recorte de 11 millones en la plantilla

El sindicato CC OO alerta del despido de 340 trabajadores

El rector Antoni Giró. Ampliar foto
El rector Antoni Giró.

Los despidos masivos amenazan la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). El Consejo de Gobierno de este campus debatirá hoy el presupuesto para el próximo año, que asciende a 280 millones, lo que supone un recorte de un 10% (30 millones menos) respecto al actual. El hachazo se notará especialmente en el capítulo de personal, que sufre un descenso de 11 millones (un 6%). Sindicatos, estudiantes y profesores consultados por este diario aseguran que la UPC ha reconocido en diferentes comisiones que la reducción se traducirá en el despido de 340 trabajadores, 250 docentes y 90 administrativos. La UPC no entra a concretar la magnitud de los despidos, pero sí asegura que los habrá. “Finalmente, se tiene que tocar y reorganizar la plantilla”, reconoce una portavoz del campus.

La Politécnica es la universidad más asfixiada económicamente. El rector, Antoni Giró, quería cerrar 2012 con equilibrio presupuestario, pero no lo ha conseguido. Al final, se saldará el año con 10,9 millones negativos que ayudan a engrosar el déficit acumulado, que ya alcanza los 110 millones.

Los números negativos de la UPC se han ido agrandando al mismo tiempo que disminuía su presupuesto. Desde 2010 el campus ha visto cómo sus cuentas menguaban un 26%, que se convertirán en el 34% de recorte si hoy se aprueba el presupuesto. Si es así, las cuentas deberán ser ratificadas por el Consejo Social el próximo martes.

Desde hace varios años la universidad ha intentado contener los desbocados números reduciendo la factura energética y cortando todos los gastos de materiales posibles. La plantilla también se ha visto afectada y se ha reducido en 220 profesores este curso y en 330 en los dos últimos años. Ahora se pone sobre la mesa el despido de la mayor parte de personal administrativo (90 de un total de 123) y de más de una cuarta parte de los profesores asociados (250 de un total de 800), según cifras de los sindicatos.

La universidad se verá obligada a poner en marcha nuevas medidas para conseguir más ingresos, que pasan por “explotar económicamente” el edificio de la Facultad de Náutica (que será trasladada) y del traspaso de la sede del Centro Tecnológico de Manresa y de una nave industrial en Terrassa. Así consta en el acuerdo firmado entre el rector, el Consejo Social y la Generalitat, que también debe ser aprobado hoy. El texto establece que la UPC debe poner en marcha un Plan de Estabilización para corregir el déficit de este año. Igualmente, prevé la creación de una comisión de seguimiento —integrada por tres miembros de la Generalitat, dos del rectorado y una del Consejo Social— que vele por el cumplimiento de estas medidas para corregir el déficit. Incluso se abre la puerta a que el gobierno catalán pueda designar una o varias personas “que supervisen de forma permanente” las cuentas del campus, lo que en la práctica supondría la intervención de la universidad.

Más información