El Parlament recurre el impuesto a tipo cero para los depósitos bancarios

Todos los grupos, excepto PP y Ciutadans, aprueban enviar al Constitucional el gravamen estatal que invalida la tasa impuesta por Cataluña

El impuesto sobre los depósitos bancarios se dirimirá en el Tribunal Constitucional. La Generalitat aprobó su gravamen en diciembre, para cumplir con una de las exigencias planteadas por Esquerra Republicana para investir presidente de la Generalitat a Artur Mas. La tasa, con la que ERC y CIU prevén ahorrar 500 millones, no se puede aplicar porque el TC la suspendió cautelarmente a petición del Gobierno central. El Ejecutivo de Mariano Rajoy, además, aprobó una tasa para los depósitos bancarios a tipo cero, para evitar que las autonomías pudieran aplicar su gravamen. Aparte de Cataluña, Asturias, Extremadura y las Canarias tienen medidas similares.

El Parlament ha aprobado esta mañana recurrir ante el TC la ley estatal a tipo cero, con los votos a favor de CiU, ERC, PSC, ICV y la CUP. Solo el PP y Ciutadans votaron en contra. La discusión sobre el recurso de inconstitucionalidad se convirtió en un debate sobre la importancia del impuesto sobre depósitos catalán.

El impulsor de la medida, Pere Aragonés, de ERC, defendió que la Generalitat tiene competencias para aplicar el gravamen: “El informe del consejo de garantías estatutarias nos dice que la ley estatal vulnera el capítulo seis del Estatuto y el 156 y 157 de la Constitución, de autonomía fiscal. La base imponible de un impuesto autonómico no puede ser invadida por el Estado”, ha apuntado Aragonés, que ha tildado el gravamen estatal a tipo cero de “apariencia de tributo”. El diputado republicano ha confiado en poder aplicar finalmente la tasa: “Nos costará, será difícil, pero finalmente esperemos que Cataluña pueda pedir a las entidades financieras que hagan un esfuerzo”.

CiU ha avalado la propuesta de su socio parlamentario. La diputada Montserrat Ribera ha destacado la importancia que tenía el impuesto catalán para reducir los recortes. “Este impuesto supondría 0,35% menos de déficit. Tenemos competencias para hacerlo. Esta iniciativa puede ayudar a recortar menos a los ciudadanos catalanes”.

El PSC, representado por su portavoz Mauirici Lucena, ha expresado su incomodidad con el gravamen al entender que no es la medida que los socialistas aplicarían a las entidades bancarias. Pese a ello, han votado a favor. “No estamos seguros que esta sea la fórmula. Estas entidades no pagan IVA, y seguramente debería pagar otro tipos de impuestos sobre el beneficio. Pero, como ahora tenemos esta medida sobre la mesa, la apoyaremos”. Para ICV, el recurso se justifica no solo como una cuestión de defensa del autogobierno sino “para poner en evidencia que la ley estatal va a favor de los intereses de bancos y cajas de ahorro”; en palabras del diputado Josep Vendrell. La CUP, pese a avalar el recurso, no tiene confianza en que prospere: “Es la tercera vez que se habla del tema y la tercera que quedará en nada. Como en el Monopoly, la banca gana”. PP y Ciutadans coincidieron en el argumento: el impuesto catalán, han argumentado José Antonio Coto (PP) y Jordi Cañas (Ciutadans), es un castigo a los ahorradores. Coto ha definido el gravamen como un “buñuelo”, y ha justificado el adjetivo recordando que se aprobó por decreto cuando el Gobierno estaba en funciones. El recurso al TC, ha dicho el diputado, “es la enésima pataleta de ERC y CiU”. Cañas ha acusado a ambas formaciones de practicar el “filibusterismo”. “Ya no saben qué inventarse para sacar el dinero a los catalanes”, ha culminado el diputado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS