Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un absuelto del ‘caso Ekin’ valorará las víctimas policiales

La ponencia para la paz y la convivencia del Parlamento se constituirá el próximo jueves

Uno de los absueltos por el Tribunal Supremo (TS) por el caso Ekin, Sabino Ormazabal Elola —condenado a nueve años de cárcel e inhabilitación para cargo público por colaborar con ETA por la Audiencia Nacional y absuelto con otros nueve compañeros por el TS—, será la persona que sustituya a la actual directora de Derechos Humanos del Gobierno vasco, Mónica Hernando, como representante de la sociedad civil en la comisión encargada de valorar las víctimas de motivación política.

Ormazabal ha estado vinculado en los últimos años al colectivo Argituz —dedicado a la promoción de los derechos humanos y a la investigación de sus vulneraciones— y es uno de los autores, junto con el director de Derechos Humanos del último Ejecutivo de Juan José Ibarretxe, Jon Landa, del informe elaborado en 2008 sobre las víctimas de motivación política.

El nuevo miembro de la comisión trabajará en este grupo para avanzar en el reconocimiento y la reparación de las víctimas de motivación política entre los años 1960 y 1978 —ocho fueron reconocidas en un acto en diciembre— y, previsiblemente, en las víctimas que abarque el segundo decreto de este área, previsto para aglutinar a las de más allá de ese horizonte temporal.

En la memoria de este organismo remitida al Parlamento, sus miembros pusieron a disposición de la nueva Cámara y el nuevo Gobierno sus cargos, pero el de Ormazabal es el único cambio que se ha realizado hasta la fecha, al margen del cambio en la Presidencia del mismo, que pasa de la anterior directora de Derechos Humanos, Inés Ibáñez de Maeztu a Mónica Hernando, que por esta vía seguirá presente en el grupo. La comisión se reunió por primera vez en esta legislatura el pasado lunes, en una primera toma de contacto.

Por otro lado, el PSE anunció ayer que la ponencia para la paz y la convivencia del Parlamento se constituirá el próximo jueves. La participación de los tres principales partidos con representación en la Cámara está garantizada, mientras que permanece la incógnita sobre si el PP finalmente tomará parte en los trabajos, tal y como ya hizo en la ponencia de la legislatura anterior. UPyD lo descartó desde el principio.