Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Nules declara como imputado por permitir casas en el marjal

Decenas de vecinos reciben a Mario García (PP) con protestas y exigen que pare los derribos

El alcalde de Nules, Mario García (PP), ha declarado este martes como imputado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Nules. El titular del juzgado abrió una causa contra el regidor y el concejal de Urbanismo, José Manuel Casaus, por un presunto delito de prevaricación por permitir la edificación de viviendas irregulares en el humedal de la marjalería de Nules-Burriana a partir de 2002, año en que la zona fue declarada de especial protección. La denuncia partió del grupo ecologista Gecen.

García ha sido recibido por una treintena de vecinos afectados, ya que como consecuencia de las supuestas irregularidades muchas de las viviendas tienen ahora dictada una orden de derribo. Los vecinos han protestado con pitos y pancartas y han reclamado al alcalde que pare las demoliciones. "Lucha por tu pueblo", han gritado.

La investigación abierta está encaminada a determinar si ambos representantes municipales cumplieron o no con el deber de inspección para impedir la proliferación de viviendas irregulares en la marjalería. Según fuentes de la investigación, el alcalde “se ha limitado a declarar que las competencias corresponden a la Consejería de Medio Ambiente” y que el Ayuntamiento “está colaborando aportando todo tipo de información”. Tras conocer su imputación, García aseguró —vía comunicado— que desde 2007 (cuando accedió a la alcaldía) se han abierto expedientes sancionadores y resoluciones sobre las obras irregulares.

El juzgado decidió abrir una causa a raíz de que el Gecen denunciara que en el Consistorio conocían que se estaba construyendo sin control. Según el portavoz del colectivo, se habrían levantado 500 viviendas después de 2002. Los vecinos que esta mañana se han acercado a los juzgados de Nules lo ratifican. “Fuimos al Ayuntamiento y nadie nos dijo que no podíamos construir. Si hubieran querido paralizarlo lo hubieran hecho”, ha explicado Vanesa Boldu. Esta vecina también asegura que en la zona “se sigue construyendo”.

Desde que el juzgado admitió a trámite la denuncia ha recabado todo tipo de información, como fotos aéreas de la zona, denuncias del Seprona, etc. En total, tres cajas de documentación.