Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vertedero ilegal en una finca del alcalde de Coristanco

La firma que almacenó los desechos cobra a empresas por su reciclaje, según la denuncia

La Asociación Profesional de Recicladores de Residuos de Construción e Demolición de Galicia presentó ayer una denuncia en la Consellería de Medio Ambiente para que investigue un vertido de 3.000 metros cúbicos de residuos en una finca de Corcubión que resultó ser propiedad del alcalde, Antonio Pensado, del PP: En un escrito remitido a la dirección general de Avaliación Ambiental del departamento que preside Agustín Hernández, restos de hormigón, tellas, fibrocementos, cables, madera, botes, bidones de lacas y pinturas se fueron depositando desde 2010 sobre los terrenos propiedad del regidor sin que ni el Gobierno local ni la Xunta lo impidieran.

Según el colectivo profesional que remite el escrito a la Xunta a esa finca fueron a parar restos de un edificio demolido para levantar la tercera ronda de A Coruña, y otros residuos de hormigón y aglomerado. La denuncia culpa a la firma Alejandro Martínez e Hijos-Maracana (con permiso para almacenar y reciclar materiales) de vender el servicio a otras firmas para en lugar de tratar correctamente los residuos, abandonarlos en ese vertedero ilegal. La documentación remitida al Gobierno gallego también alega que la finca donde se ha acumulado ese escombro carece de “cualquier tipo de aislamiento de suelo y de recogida de aguas”.