Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un litro y medio de agua a repartir entre comida y cena

El Hospital de Viladecans niega problemas con las mantas y el agua para los pacientes

El director asegura que no hubo reclamación por escrito sobre el caso denunciado por Candela Peña

En el Hospital de Viladecans no hay problemas con las mantas. Se suministran a quienes las necesitan por prescripción médica. Y los pacientes ingresados reciben una botella de 1,5 litros para la comida y la cena, a repartir entre los dos ágapes. Respecto al desayuno y merienda suministran un líquido, leche o zumo, que varía en función del enfermo. Esta es la respuesta proporcionada por el centro hospitalario donde atendieron al padre de Candela Peña, que al recoger el premio como mejor actriz de reparto ayer, aseguró que en el hospital donde falleció su padre “no había mantas para taparlo y le teníamos que llevar el agua”. Mientras la actriz ha declinado realizar declaraciones hoy a este diario sobre este tema, el centro acaba de emitir un comunicado en el que afirma que "revisado todo el proceso asistencial del paciente, la asistencia prestada fue la adecuada en todo momento y no consta ninguna reclamación de la familia por este caso".

El Hospital de Bellvitge, que como el de Viladecans gestiona el Institut Català de la Salut (ICS), aplica la misma política con el agua y las mantas, pero en lugar de dar una botella de litro y medio a repartir entre las dos comidas principales, suministra un botellín de 33 centilitros para cada una de ellas.

Esta mañana, el director del hospital de Viladecans, Jordi Monedero, ha negado que en el centro que dirige desde septiembre de 2012 “no haya mantas ni agua para los enfermos”, en respuesta al discurso de Peña. En declaraciones a Cada mañana sale el Sol, el programa de Melchor Miralles en ABC Punto Radio, el directivo se ha mostrado sorprendido por las declaraciones de la actriz, aunque no vio la gala de los Premios Goya anoche. También ha asegurado que no le consta que hubiera reclamación por escrito alguna.

“No he mirado cuál fue el motivo del ingreso del padre de Candela Peña. Hay situaciones clínicas que requieren una restricción hídrica. No sé si ha sido la circunstancia y ha habido un problema de interpretación de una orden médica, pero a los pacientes se las da la comida y el agua que tienen que tomar en función de la situación médica”, ha asegurado en antena. También ha matizado que “hay situaciones de difícil gestión debido a los recortes, pero no hasta ese extremo”. Monedero sí ha reconocido una reducción salarial "clara" a todos los profesionales y concentración de servicios.

El departamento de Salud catalán niega que haya una circular o normativa que obligue a los centros sanitarios a aplicar las tijeras en “recursos estructurales”, porque cada centro tiene “autonomía de gestión” para aplicar los recortes fijados por el Departamento que dirige Boi Ruiz. Esto implica que cada gestor decidía dónde debía recortar. Ya en el verano de 2011 empezaron el cierre de quirófanos, plantas y determinados servicios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >