Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Valencia destinó más dinero al Valencia Summit de Urdangarin

Los fondos municipales para el encuentro ascendieron al menos, a dos millones de euros

La memoria económica muestra que la fundación vive casi en un 90% del Consistorio

Barberá, Urdangarin y Camps, en la Valencia Summit de 2004.
Barberá, Urdangarin y Camps, en la Valencia Summit de 2004.

Hace más de un año que salió a la luz que el Ayuntamiento de Valencia, a través de su fundación Valencia Turismo Convention Bureau, hizo significativas entregas de fondos al Instituto Nóos, la entidad sin ánimo de lucro de Iñaki Urdangarin que, según la investigación judicial abierta en Palma, desviaba luego el dinero a sus empresas. Ni el Ayuntamiento que preside Rita Barberá ni la fundación han informado a cuánto ascendió exactamente la aportación municipal, dedicada a financiar tres ediciones de Valencia Summit, un encuentro de expertos deportivos organizado por Nóos. Hasta ahora se presumía que el importe había sido inferior a 1,4 millones de euros. Esquerra Unida desveló este lunes, sin embargo, que la cifra alcanzó como mínimo 1,9 millones de euros, y que probablemente los superó.

El diputado de EU, Ignacio Blanco, que compareció en el Ayuntamiento con el portavoz municipal de su formación, Amadeu Sanchis, solicitó en mayo de 2012 las memorias económicas de la fundación Valencia Turismo Convention Bureau al protectorado de fundaciones, que le han sido entregadas ahora. La información incluida en las memorias es incompleta. La referida al ejercicio 2004 (cuando se celebró la primera Valencia Summit) no incluye la liquidación del presupuesto, que es lo que permite sabe cuánto dinero se destinó efectivamente a cada actividad. Los dos ejercicios siguientes sí ofrecen detalle. En 2005, la fundación del Ayuntamiento destinó 739.965 euros a la Valencia Summit. Y en 2006, otros 646.018 euros.

Por organizar el encuentro de deportistas, el instituto del yerno del Rey cobraba un canon de algo más de un millón (1.044.000 euros, IVA incluido) que abonaban a medias la fundación del Ayuntamiento y la Generalitat. Esto es, 522.000 euros cada uno al año. Pero, además, Turismo Valencia corrió con gastos de alojamiento y desplazamiento de invitados, lo que explicaría el exceso de lo pagado en 2005 y 2006 respecto al canon.

La memoria económica no detalla cuánto dinero municipal fue a parar al Valencia Summit en 2004. Pero el diputado Blanco destacó que en el último auto del juez José Castro, que instruye el caso Urdangarin, se recoge que Turismo Valencia Convention Bureau abonó ese mismo año a Nóos 522.000 euros por el canon. El diputado de EU señaló que en los dos siguientes ejercicios la fundación que preside el vicealcalde de Barberá, Alfonso Grau, aportó más dinero aparte del canon, por lo que supuso que en 2004 debió ocurrir lo mismo.

De los ejercicios facilitados a Blanco por el protectorado de fundaciones de Valencia Turismo Convention Bureau, 2004 es el más extraño porque incluye una fuerte aportación del Consorcio Valencia 2007, creado por el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento con motivo de la Copa del América. Entre los pocos datos que la fundación ofrece sobre 2004 se incluye un enorme aumento de los gastos ejecutados en relación con lo presupuestados en actividades promocionales: en vez de los 887.500 euros previstos se gastaron 6,86 millones de euros, por la aportación del Consorcio Valencia 2007.

Blanco y Sanchis destacaron que la fundación vive del Ayuntamiento (más del 80% de su presupuesto entre 2004 y 2008 lo aporta el Consistorio, porcentaje que un año alcanza el 95%). Reclamaron su disolución (por haber servido, dijeron, como “instrumento para escapar del control público), que el Consistorio se persone como acusación en el caso y que se cree una comisión de investigación en el Ayuntamiento.