Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas antepone el derecho a decidir a “normas, leyes y constituciones”

Los partidos soberanistas censuran al Gobierno por recurrir la declaración

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha respondido hoy viernes al anuncio del Gobierno de recurrir la declaración soberanista del Parlamento catalán con una idea que ha anclado en su discurso desde que lanzó el órdago secesionista: la voluntad del pueblo catalán a decidir sobre su futuro político está por encima de la legalidad. El acto de inauguración de una residencia para discapacitados intelectuales en Sant Gregori (Girona) le ha sirvido al presidente catalán para trazar un paralelismo entre el derecho que ampara a este colectivo a decidir sobre su futuro personal con el del pueblo catalán

“Todo el mundo tiene derecho a poder ejercer sus capacidades en todo lo que sea posible y a decidir su futuro personal, familiar y colectivo”, ha dicho Mas. Y para evitar equívocos ha remachado que los países “también tienen derecho a decidir su máximo autogobierno y su futuro, y contra esto no hay normas, ni leyes, ni constituciones ni interpretaciones posibles”.

De esta manera, el presidente catalán replicó al informe de la Abogacía del Estado que avala un recurso de inconstitucionalidad del Gobierno contra la declaración soberanista que aprobó el Parlamento catalán el pasado 23 de enero con los votos de CiU, ERC e Iniciativa- Esquerra Unida. Mas considera que por encima de la legalidad se sitúa “un tema de voluntad de la gente y de derechos que, por otro lado, todo el mundo debería proteger”.

El consejero de de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha ido más allá que el presidente y ha dicho que “no es democracia” que desde el Estado se plantee recurrir la declaración soberanista. Fue una decisión que se adoptó con la legislación vigente y con el reglamento de la cámara catalana, ha recordado Homs, para quien, la declaración es una “expresión política y democrática”.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha considerado “previsible” el recurso anunciado por el Gobierno y responsabilizó de ello a los partidos que apoyaron la declaración. Ese acuerdo, ha dicho Lucena, ha hecho “saltar la legalidad por los aires” y recordó que los socialistas catalanes votaron en contra de la declaración, aunque cinco de los 20 diputados del PSC rompieron la disciplina de voto y no participaron en la votación. “No estamos alegres, pero es un prueba de que las cosas se han hecho mal. Con la propuesta del PSC ahora estaríamos discutiendo con el Gobierno cuándo y cómo se puede hacer la consulta”, ha añadido.

El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha reclamado al Estado tiene que respete la voluntad democrática expresada en la declaración soberanista y no interfiera en las decisiones aprobadas por el Parlamento de Cataluña, informa Neus Vidal.

Por su parte, la portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, también ha pedido al Estado que “no atice el miedo” al derecho a decidir con el recurso. El diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo se ha sumado a las críticas al Gobierno por entender que “no es nadie para negar el derecho a decidir” de Cataluña, Galicia o el País Vasco.

 

 

Más información