Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IBI perdido de la Mezquita

El PSOE pregunta a Hacienda por qué el monumento, inscrito por la Iglesia en el catastro de Córdoba en 2006, no paga impuestos

El cabildo cobra ocho euros a los turistas por acceder al templo

Un grupo de turistas en el interior de la mezquita de Córdoba. Ampliar foto
Un grupo de turistas en el interior de la mezquita de Córdoba.

La Mezquita de Córdoba, catedral de la ciudad desde 1236 y férreamente controlada por el Cabildo es, más allá de un monumento Patrimonio Mundial, objeto de polémica recurrente. El oscurantismo con el que la Iglesia lleva las cuentas de las entradas —todos los visitantes de fuera de Córdoba tienen que pagar un donativo de ocho euros, que no se declara a Hacienda, y las visitas nocturnas cuestan 18 euros—; el hecho de que no pague el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o su extraño registro en el catastro que la convirtió en propietaria legal en 2006, han provocado reacciones adversas por un lado y de defensa de la Iglesia, por otro.

Por un lado, hay iniciativas que buscan cortar por lo sano, y lograr la desamortización. Eso busca Europa Laica que, en octubre, presentó su estrategia para que la Mezquita de Córdoba sea expropiada y su uso sea exclusivamente civil. Más bien, lo que la plataforma busca es plantear un debate más amplio usando a la Mezquita como símbolo: denunciar lo que consideran “usurpaciones” de la Iglesia católica de “miles de inmuebles” que en muchos casos no eran religiosos y pertenecían a los municipios.

En el caso de la Mezquita, la Iglesia tardó casi 800 años en pasar por el catastro. Y hasta 2006, este monumento, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1984, no era de nadie. El Obispado acudió al Registro de la Propiedad de Córdoba, pagó los 30 euros que costaba la inscripción y justificó que disfrutará del “pleno dominio” de una finca de más de 20.000 metros cuadrados que está dedicada al culto religioso.

La denuncia de Europa Laica afirma que la Iglesia católica no paga impuestos por la explotación del monumento. Según aseguran, cada año la Mezquita recibe 1,2 millones de visitas. Cada entrada cuesta ocho euros y su pago se considera un donativo al Cabildo catedralicio, por lo que está exento de impuestos. Además, el presidente de Andalucía Laica, Manuel Navarro, asegura que la Iglesia tampoco paga el IBI al Ayuntamiento pese a que el edificio no solo se dedica al culto religioso, ya que también tiene una explotación turística.

‘Pleno dominio’

La Iglesia tardó casi 800 años en pasar por el catastro. En 2006, el Obispado acudió al Registro de la Propiedad de Córdoba, pagó los 30 euros que constaba la inscripción y justificó que disfrutará del “pleno dominio” de una finca de más de 20.000 metros cuadrados que está dedicada al culto religioso. El PSOE cuestiona: “¿Con la nueva regulación del IBI, la Mezquita-Catedral, propiedad de la Iglesia católica, donde hay explotación económica ligada al turismo deberá pagar la contribución urbana?”

Y aquí llega la segunda parte. El 28 de enero, el PSOE anunció que había registrado la siguiente pregunta dirigida al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro: “¿Con la nueva regulación del IBI, la Mezquita-Catedral de Córdoba, propiedad de la Iglesia católica, donde hay explotación económica ligada al turismo de Córdoba, mediante visitas, deberá pagar el IBI, popularmente conocida como contribución urbana?”

Es cierto que el PSOE gobernó España entre 2004 y 2011 y no cambió los términos del IBI. Así como tampoco lo hizo entre 2006 y 2011, cuando cogobernó con IU en el Ayuntamiento de Córdoba. Pero la pregunta parlamentaria tampoco surge en un momento cualquiera. Usa de percha la modificación del IBI, aprobada por el Gobierno en diciembre, que afecta a la Ley reguladora de las Haciendas Locales, cambiando las bonificaciones (o exenciones) en el pago del IBI de determinadas administraciones. Así, no deberían abonar este impuesto (principal ingreso de los ayuntamientos) determinadas comunidades que no tengan un fin económico. Pero el PSOE pregunta, precisamente, si la Iglesia no persigue un fin económico en la explotación de la Mezquita como monumento, donde cobra entrada a los turistas.

Por eso, los socialistas preguntan si el Ayuntamiento de Córdoba (gobernado ahora por el PP) tiene que exigir a la Iglesia el pago de este tributo y, de paso, cuestiona la posibilidad de que el Consistorio “pueda bonificar en hasta un 95% esta cuota tributaria”, tal y como prevé la reforma de la Ley de Haciendas Locales.

La pregunta también busca saber el valor catastral que tiene el inmueble, así como la información tenga el ministerio sobre la explotación económica que se desarrolla en la Mezquita-Catedral. “¿Los rendimientos de esta explotación económica [el cobro de entradas a turistas en la Mezquita] vienen tributando?” y “¿qué tributos son los que se les aplica?”, termina el documento presentado en el Congreso.

La presentación de una pregunta ante el Congreso sobre la exención de pago del IBI de la Mezquita por parte de la Iglesia sigue provocando declaraciones y enfrentamientos entre el PSOE, que gobierna la Junta, y el PP, al frente del Ayuntamiento cordobés. “Todos deben cotizar. Todos somos iguales ante la ley”, dice el consejero de Cultura, Luciano Alonso.

Alonso tiene su propio frente abierto con la Iglesia a raíz de su intención de que las autoridades religiosas flexibilicen los horarios para poder visitar los templos restaurados con dinero público. Por eso, recordó, mantiene un canal de diálogo con la cúpula de la Iglesia católica en Andalucía.

Por otro lado, el concejal de Hacienda, José María Bellido, acusa al PSOE de “hacer un ejercicio puro de confusión y de ilusionismo, tratando de trasladar una cuestión que no está en discusión, como no lo ha estado desde hace 20 o 30 años, en los cuales la Mezquita-Catedral lleva sin pagar el IBI”.

“La Mezquita-Catedral lleva muchos años exenta del IBI y no porque el Ayuntamiento decida si está exenta o no, sino porque lo decide la legislación, en concreto, la Ley de Haciendas Locales, donde en el artículo 62, tanto en el apartado uno como en el dos, establecen exenciones”, que incluyen a la Mezquita, alega Bellido.