Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tecnología esquiva los concursos

La multinacional del sector que más facturó a la Administración autonómica obtuvo nueve de sus diez contratos por la vía del negociado sin publicidad

La Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), adscrita a la Presidencia de la Xunta, es uno de los organismos autonómicos más aficionado a las adjudicaciones a dedo. Otorgó sin mediar concurso público el 57% de sus 38 contrataciones del pasado año, por un importe total de 16 millones de euros. Una cantidad excesiva para una agencia que presume, desde su creación en 2011, de buscar reducir en un 30% el coste tecnológico de la Administración gallega, modernizarla y hacerla más eficiente. No logra reducir nada o apenas el coste de las obras y servicios que contrata cuando las adjudica por la vía del negociado sin publicidad.

Una de las empresas favoritas de este organismo de la Xunta es la consultora Everis. Llama la atención que esta multinacional, que facturó casi un millón de euros a la Administración gallega en 2012, obtuviese a dedo casi todos los contratos públicos (nueve de diez en 2012, dos de ellos en unión con otra sociedad). Sólo rebajó el coste del servicio contratado la única vez que compitió en un concurso público con otras empresas. La agencia de la Xunta incluso fraccionó en noviembre en dos contratos de igual importe (104.786 euros cada uno) e idéntico propósito, “un servicio de nuevas tecnologías en los ayuntamientos”, para posibilitar su adjudicación a dedo a Everis sin superar el límite legal para los negociados sin publicidad.

La gallega Altia, también especializada en tecnologías de la información y comunicación, así como en desarrollo informático, también consiguió de Amtega y sin concurso público un sustancial contrato, por importe de 343.800 euros. Pero, a diferencia de Everis, fue una excepción. Esta empresa de A Coruña, una de las que más facturó a la Xunta en 2012, unos 6,68 millones de euros, logró siete de sus nueve contratos concurriendo en concursos públicos.

También peca de falta de transparencia en sus adjudicaciones Retegal, la empresa de la Xunta encargada de las infraestructuras y servicios de telecomunicaciones en la comunidad autónoma. De sus 29 contrataciones, por un importe total de 4,7 millones, 13 fueron otorgados a dedo y el resto al margen del Diario Oficial de Galicia, anunciado sus licitaciones tan sólo en la página web de la plataforma de contrataciones públicas. Esta sociedad tan sólo convocó dos concursos en 2012, el último para elegir la empresa que auditará sus cuentas.