6.500 raciones de ‘botifarra d’ou’

La Boqueria reparte 150 kilos de este embutido para dar inicio al Carnaval

Las 6.500 raciones de butifarra de huevo se repartieron en una hora y media.
Las 6.500 raciones de butifarra de huevo se repartieron en una hora y media.CARLES RIBAS

El gremio de carniceros y charcuteros (GremiCarn) repartió ayer al mediodía 6.500 raciones artesanales de botifarra d’ou en el mercado de La Boqueria.

Curiosos, turistas y vecinos del barrio —muchos hicieron varias veces la cola para repetir ración— disfrutaron durante una hora y media de la tradicional cita gastronómica que da la bienvenida al Carnaval en Barcelona. Se emplearon 390 kilos de carne, 3.900 kilos de huevo y 780 metros de tripa para elaborar los 150 kilos de butifarras de huevo, que luego dividieron en 6.500 raciones y fueron acompañadas de un pedazo de pan. El año pasado se repartieron 6.000.

La producción de este tradicional embutido se multiplica al acercarse el Dijous Gras, el próximo jueves, jornada que da inicio a unas fiestas que terminan con el famoso entierro de la sardina.

El gremio de carniceros y charcuteros tienen previsto elaborar 480.000 kilos de butifarra de huevo en toda Cataluña. Casi cinco toneladas de un alimento que necesita más de un millón de metros de tripa, 115.652 kilos de carne magra y la misma cantidad de papada; tres millones de huevos —264.347 docenas—, 33.043 kilos de panceta, 6.859 kilos de sal y 1.376 kilos de pimienta. Se puede comer cruda, cocida o en tortilla, y suele acompañarse con un buen pan con tomate.

La historia de este embutido está estrechamente relacionada con la fiesta de Carnaval desde hace 25 años, según GremiCarn. En el siglo XVIII se celebraban comidas comunitarias donde los ingredientes básicos eran el cerdo y el huevo. Con el franquismo su consumo y producción descendió; se recuperó en los años ochenta y ahora se asocia principalmente a estas fiestas, que arrancan el próximo jueves con el Dijous Gras.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS