Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide dos años por manipulación y envase ilegal de carne

Una empresa de Zujaira alteraba las fechas de caducidad ya vencidas

La fiscalía ha pedido dos años de cárcel para dos empresarios que supuestamente manipularon y alteraron alimentos, fundamentalmente carne y embutidos, algunos caducados, para su posterior distribución y venta. La inspección detectó en un almacén de la empresa Corporaciones Alimentarias Vegas del Genil, en Zujaira (Granada), numerosas irregularidades y “deficiencias graves” que consideraron un riesgo “inminente y extraordinario” para la salud humana. El ministerio público, además de prisión, pide para los dos varones imputados la inhabilitación durante cinco años para profesión, oficio, industria o comercio.

En mayo de 2012, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) comenzó a investigar la empresa mencionada por la sospecha de que se manipulaban alimentos para su distribución. Tras un registro en la nave industrial, con el consentimiento del propietario, se encontró una máquina para confeccionar etiquetas junto a dos ordenadores, una impresora y una fotocopiadora. También se hallaron máquinas para el corte, picado y envasado de carne y alimentos sin etiquetar y bolsas abiertas con fecha de caducidad ya vencida. Se inmovilizaron todos los alimentos (10.496 kilogramos), que se destruyeron poco después.

Según consta en el escrito de acusación provisional, los productos eran adquiridos en minoristas de alimentación, restauración o incluso comedores colectivos de la provincia de Granada. Algunos se distribuían sin manipular, pero otros eran troceados y envasados al vacío con la fecha de caducidad cambiada. Se vendían a empresas que ignoraban las alteraciones y que suponían el último paso hacia el consumidor.