La Generalitat remodela el Departamento de Cultura

El departamento quedará compuesto por cuatro direcciones generales, en las que Patrimonio asumirá el área de Bibliotecas

La Generalitat aprobó este martes una nueva reestructuración del Departamento de Cultura que dirige Ferran Mascarell. En la legislatura que comienza, las direcciones generales tendrán una distribución de las funciones “para conseguir una mayor eficacia y eficiencia de las funciones del departamento”, según la nota en la que se anunciaban los nuevos cambios.

A partir de ahora, Cultura se estructurará en cinco unidades directivas: la Secretaría General y cuatro direcciones generales; la de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio; la de Creación y Empresas Culturales; la de Culturas Populares, Asociacionismo y Acción Cultural; y la de Política Lingüística.

El cambio más significativo es la dirección que dirige Joan Pluma, que suma al área de Patrimonio la de Bibliotecas (incluyendo la Biblioteca de Catalunya), además de la Agencia Catalana del Patrimonio.

La nueva Dirección General de Creación y Empresas Culturales asume las competencias en materia de creación, producción y difusión de las artes escénicas, visuales, cinematográficas, literarias, sus infraestructuras, la cultura digital, las empresas y los mercados culturales. De esta dirección también dependerán el Instituto Catalán de las Empresas Culturales y la Institución de las Letras Catalanas.

Por último, la Dirección General de Cultura Popular, cambia de nombre y se llamará de Cultura Popular, Asociacionismo y Acción Cultural y asume la cooperación cultural con los Ayuntamientos en ámbitos no asignados a otras direcciones. La Dirección General de Política Lingüística mantiene inalteradas sus funciones.

Según el portavoz Francesc Homs, los nuevos organigramas no suponen ningún coste adicional.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50