Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra ve difícil extender el modelo Alzira como quieren González y Cospedal

"Algunos desean adaptar el modelo al sistema tradicional y eso no lo queremos hacer aquí"

Madrid y Castilla-La Mancha han anunciado su intención de aplicar esta fórmula

La Comunidad Valenciana es la que más lejos ha llevado el modelo Alzira en España

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha criticado este jueves los pasos que han dado los Gobiernos regionales de Madrid, presidido por Ignacio González, y Castilla-La Mancha, dirigido por María Dolores de Cospedal, para aplicar la gestión privada de servicios públicos sanitarios bajo el modelo Alzira, una fórmula que lleva 14 años funcionando en la Comunidad Valenciana. 

Frente a la fuerte oposición que han encontrado los planes privatizadores por parte de los trabajadores sanitarios, especialmente en Madrid, Fabra ha señalado que los cambios "deben de contar con apoyo, colaboración y, desde luego, compromisos con aquellos que tienen que formar parte de ese mismo cambio".

Además, se mostró contrario a la forma elegida para extender la privatización de la gestión sanitaria en estas dos autonomías, gobernadas también por el PP. En la Comunidad Valenciana, recordó, el modelo Alzira se ha aplicado en hospitales nuevos. "Adaptarlo al modelo tradicional [hospitales de gestión pública ya construidos y en funcionamiento] es muy complicado; [eso] no lo queremos hacer aquí".

Las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha han anunciado recientemente su intención de adaptar esta fórmula en seis y cuatro hospitales públicos, respectivamente. La Comunidad Valenciana es la que más lejos ha llevado la privatización no solo de hospitales de la red pública, sino de departamentos de salud enteros. Es lo que ha hecho desde 1999 con las áreas sanitarias de La Ribera (Alzira), Torrevieja, Dénia, Elche-Vinalopó y Manises. En estos momentos, la atención sanitaria pública de un millón de valencianos está en manos de empresas privadas bajo el modelo Alzira. 

Fabra ha participado hoy en el primer desayuno del "Fórum Europa. Tribuna Mediterránea", donde ha sido presentado por el presidente de Nueva Economía Fórum, José Luis Rodríguez, quien lo ha presentado como un "hombre honrado sin mácula de corrupción", al que por el momento no han encontrado "cadáveres en el armario".

Ante un auditorio en el que había numerosos cargos públicos del PP y representantes del sector empresarial, el jefe del Consell se ha distanciado de aplicaciones "descafeinadas" del modelo Alzira. Fabra ha insistido en que los cambios que se apliquen deben ser "digeribles" y contar con el apoyo de los profesionales sanitarios, en relación con las contundentes movilizaciones con las que ha reaccionado el sector sanitario a las intenciones privatizadoras del Gobierno regional de Madrid.

El presidente del Consell ha apostado por una externalización de todos aquellos servicios que no sean de carácter asistencial, en referencia al resultado final del fallido proceso de privatización que intentó llevar adelante el ex consejero de Sanidad, Luis Rosado. De esta forma parece descartar la posibilidad que se planteó a lo largo del desarrollo de los planes de Rosado de ceder al sector privado el control de los profesionales sanitarios.

Fabra también mostró su intención de  "comprometer" a los profesionales del sector, en alusión a la política de complementos que pretende impulsar el actual consejero, Manuel Llombart. El presidente de la Generalitat ha expresado su deseo de tener al colectivo sanitario como "aliados" y como "compañeros" y ha apostado por incentivarlos para que ayuden a la Administración en lograr que la sanidad sea "más eficaz y eficiente", sin tener que "privatizar algo que les corresponde como parte del sector público".

Más información