“Vigilar la ejecución presupuestaria”

El consejero de Hacienda advierte que no tolerará desviaciones

Tras la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat de 2013, al consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, le faltó tiempo para advertir a sus compañeros de Gobierno que su primera prioridad será “vigilar la ejecución presupuestaria”.

Es el gran reto del nuevo titular de Hacienda, lograr que las cuentas terminen el año que viene con un déficit del 0,7%. Aunque Moragues también tendrá que responsabilizarse de los resultados del ejercicio que ahora termina. Un año en el que, probablemente, no se cumplirá el objetivo de déficit del 1,5%, fijado el Ministerio de Hacienda.

“Este presupuesto pretende lograr la sostenibilidad de la Generalitat el año que viene”, argumentó Moragues, que admitió que 2012 ha sido un año “duro y difícil” pero se mostró convencido de que 2013 será mejor y 2014 todavía mejor.

“El presupuesto lo tengo interiorizado”, aseguró el consejero de Hacienda, que tendrá que gestionar unas cuentas que tienen las líneas maestras trazadas por su antecesor. Unas cuentas que Moragues tendrá que rehacer antes del 1 de febrero para adaptarlas a la nueva estructura del Consell.

Por el momento, la prioridad del consejero de Hacienda es convencer al Ministerio para que adelante el dinero necesario para hacer frente a los pagos ineludibles que quedan antes de acabar el año.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción