Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cartel del Tío Pepe se quedará en la Puerta del Sol

La Comisión de Patrimonio de la Comunidad de Madrid aprobará mañana su instalación en el número 11 de la plaza

Trabajos de desmontaje del luminoso del Tio Pepe. Ampliar foto
Trabajos de desmontaje del luminoso del Tio Pepe.

El famoso cartel luminoso del Tio Pepe se quedará en la Puerta del Sol. La Comisión de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid (CIPAM) aprobará mañana su instalación en el número 11 de la plaza después de haber llegado a un acuerdo entre el dueño del cartel y el propietario del edificio, situado en la esquina con la calle de Preciados. La comisión dará mañana el visto bueno y la instalación se podrá hacer en las próximas semanas.

La CIPAM está formada por diversos organismos, entre ellos el Gobierno regional, el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos (COAM). El lugar elegido es el edificio situado frente a la calle de Correos, donde tiene la librería El Corte Inglés además de hostales y apartamentos.

La reforma del edificio en el que estuvo enclavado el luminoso durante años y que también acogió el hotel París no incluía la colocación de nuevo del rótulo. La nueva propietaria del Apple Retail Store, SL no tenía en sus planes que repitiera ubicación. El dueño de la marca comercial de Tío Pepe, González Byass, recurrió la modernización del inmueble, pero sus alegaciones no fueron tenidas en cuenta por las autoridades municipales. Un informe de la comisión local de Patrimonio no la tuvo en cuenta porque, en su dictamen, no tenía por qué entrar en este asunto: "No existe ninguna obligación sobre la necesidad de pronunciarse sobre la posible instalación o no de un anuncio publicitario en coronación del edificio, por no ser objeto del plan especial".

Este dictamen siguió el trámite legal y llegó hasta la Dirección General de Control de la Edificación que aprobó el plan especial para el inmueble situado en el número 1 de la Puerta del Sol y que incluía el cambio de uso: pasaba de hotelero a comercial y de oficinas. Todo ello llegó a pleno en mayo y fue aprobado sin que se incluyera el famoso cartel.

A partir de ahí llovieron las manifestaciones y las campañas para que el Tío Pepe no desapareciera de la mítica plaza madrileña. Tras el desmontaje, duerme hasta que recupere la luz en un almacén de Arganda del Rey.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram