Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINAL DEL CUATRO Y MEDIO

Olaizola vapulea a Bengoetxea

Suma su sexto título en este torneo con una contundente victoria por 22-9 en el Ogueta de Vitoria

No ha habido partido. La diferencia entre los dos finalistas del torneo del cuatro y medio ha sido de tan magnitud que se perdió el encanto.  El pelotari navarro Aimar Olaizola se ha adjudicado el título después de arrollar con su juego y vencer en el marcador con suma facilidad a su compañero de empresa y de territorio Oinatz Bengoetxea, 22-9, en la final jugada  en el frontón Ogueta de Vitoria.

Olaizola II alcanza a la media docena de txapelas en esta distancia en una final sin historia que quedó marcada por el demoledor parcial de 13-0 con el que abrasó a su rival en poco menos de un cuarto de hora demostrando las condiciones de que dispone para esta especialidad. Bengoetxea VI tuvo a su favor el saque inicial y a pesar de jugar con una de las pelotas que había elegido, Olaizola consiguió hacerle el tanto y a partir de ahí el duelo perdió todo su interés y fue un paseo del de Goizueta en busca de su sexto título de la modalidad.

Ya con el material elegido por Olaizola, su rival fue incapaz de tomarle la medida y de los trece tantos seguidos que le endosó, ocho fueron de saque, y que terminaron estrellándose en el colchón por debajo de la chapa. Aturdido por el vendaval de juego de un Olaizola que tampoco puso sobre el frontón todo su arsenal, Oinatz Bengoetxea encadenó dos tantos seguidos moviendo bien a Aimar y con una dejada al ancho. Bengoetxea intentó jugar con alta pelotas al frontis para tener a su rival lo más alejado posible, pero no encontró el golpe justo y la sangría de tantos fue extendiéndose hasta alcanzar el cartón 22, mientras el aspirante a campeón se quedó en el tanto 9.

Aimar Olaizola logra su sexta txapela del Cuatro y Medio, y tercera ganada en el Ogueta, y sigue invicto en las finales de la jaula donde las seis veces que ha alcanzado la final ha logrado llevarse el título. Bengoetxea no ha podido estrenar su palmarés en la primera final de la modalidad que ha jugado y se centra ahora en el manomanista que arrancará en breve.

Un significativo parcial de arranque de 13-0 dejó sin emoción el partido