Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad educativa se alza contra la 'ley Wert'

Este jueves hay convocada una “jornada de lucha” con manifestaciones en decenas de ciudades

Protestas contra la reforma educativa en Barcelona el pasado lunes.
Protestas contra la reforma educativa en Barcelona el pasado lunes.

Casi una treintena de ciudades españolas vivirán esta tarde manifestaciones simultáneas “para luchar contra las políticas de austeridad y el desmantelamiento de la educación”. Los convocantes —profesores, alumnos y familias de toda España— exigen la dimisión del actual ministro de educación José Ignacio Wert) y que se abra un proceso de debate en el conjunto de la comunidad educativa, para que sea esta “la que decida de qué marco legislativo dotarse para una educación acorde a las necesidades reales de la sociedad”.

Los convocantes exigen que se deroguen los decretos aprobados por el ministro Wert durante esta legislatura (como el de abril, que sirvió para aumentar las ratios de alumnos por aula, incrementar las horas lectivas del profesorado o limitar las sustituciones de los maestros) y que se retire el actual anteproyecto de ley educativa. “En estos momentos nos encontramos con unas medidas que muestran la incompatibilidad de una educación pública y de calidad dentro de un mercado cuyo único objetivo es el beneficio económico a corto plazo”.

“No aceptamos ni aceptaremos recortes a la educación pública, con el resultado de pérdida de calidad, pluralidad y acceso a un servicio derecho que es fundamental”, aseguran en el manifiesto que acompañará las protestas de este jueves. La mayoría de las marchas se han convocado a las seis de la tarde en ciudades como Madrid (plaza Colón), Sevilla (Puerta de Jerez), Zaragoza (plaza San Miguel), Santander o Toledo, entre otra veintena de municipios.

Uno de los focos de atención será Barcelona, que esta semana vive su segunda respuesta en la calle contra la ley Wert, después de el revuelo generado la semana pasada al conocerse que el borrador de la normativa incluye “ataques”, como se ha calificado en Cataluña, al modelo de escuela y la lengua catalana. El anteproyecto prevé relegar el catalán a una asignatura de “especialidad” por detrás de las troncales y las específicas, además de garantizar la escolarización en castellano en colegios privados, a coste de las arcas autonómicas.

El lunes, unas 4.500 personas se concentraron en plaza Sant Jaume en defensa de la lengua catalana. La manifestación de este jueves -de plaza Universitat a la de Sant Jaume- quiere poner de relieve además los aspectos más académicos que también modifica la reforma educativa. El Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE), formada por sindicatos, alumnos y AMPAs y convocante de la protesta en Cataluña, considera que “para mejorar la calidad educativa no es necesaria una nueva ley. Es un pretexto partidista en momentos de crisis para imponer un modelo educativo mercantilista, elitista y competitivo”. El MUCE pide también la retirada de la ley Wert porque “nos devuelve a un modelo de escuela segregador y reaccionario”.